Hábitos saludables y una ayuda natural para mantener y mejorar la salud digestiva

Autocuidado
gemasuarez
Fitoterapia
estomago

La Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) recuerda la estrecha relación entre la alimentación yel desarrollo de síntomas gastrointestinales. Así, el estreñimiento, las flatulencias y las diarreas son trastornos frecuentes asociados en ocasiones a hábitos alimentarios y de ejercicio inadecuados. CF, en colaboración con Arkopharma y con el aval del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (Infito), propone tres plantas que pueden contribuir a mejorar la salud digestiva, como  la cáscara sagrada, el carbón vegetal y el jengibre. ¿Cuál recomendaría a la paciente que protagoniza el caso práctico que se plantea en esta entrega?

 

Cáscara sagrada, carbón vegetal y jengibre tienen propiedades beneficiosas para la salud digestiva.
Cáscara sagrada, carbón vegetal y jengibre tienen propiedades beneficiosas para la salud digestiva.

Cáscara sagrada. ‘Rhamnus purshianus’

La cáscara sagrada (Rhamnus purshianus) pertenece a la familia de las rhamnáceas, que destacan por suspropiedades laxantes. La corteza desecada, entera o fragmentada tiene heterósidos hidroxiantracénicos, de los cuales no menos del 60% está formado por cascarósidos. Su acción laxante es debida a los heterósidos hidroxiantracénicos, efecto que se manifiesta tras 6-12 horas de la administración oral. Estos activos llegan sin ser absorbidos al intestino grueso, donde son hidrolizados y transformados en metabolitos activos por acción de las enzimas de la flora intestinal. Así, provocan un aumento del peristaltismo intestinal y de la secreción de agua y electrolitos hacia la luz intestinal, con el consiguiente efecto laxante. Además de estimular el tránsito, favorece las secreciones intestinales, consiguiendo una evacuación más fácil. Por todo ello, la European Scientific Cooperative On Phytotherapy (Escop) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) aprueban su uso bien establecido para el tratamiento de corta duración del estreñimiento ocasional. Eso sí, no debe administrarse a  menores de 10 años, y en los mayores de 10, solamente bajo prescripción médica.

Carbón vegetal

El carbón activado se obtiene a partir de las partes leñosas de árboles y arbustos carbonizadas y sometidas a procesos especiales, y a partir de la cáscara del coco, después de su carbonización y de una preparación específica. Tiene capacidad absorbente que se traduce en un efecto antidiarreico, inactivando toxinas y microorganismos en el tracto digestivo. Su acción sobre las flatulencias se debe a un doble proceso de adsorción, primero por la absorción de los propios gases y segundo por  el de las bacterias que los producen. Muchos trastornos funcionales del sistema digestivo se pueden tratar con el carbón, entre ellos, dolores abdominales, calambres, ardores, vientre hinchado y gases. En España su uso está aprobado para el tratamiento sintomático de los procesos diarreicos inespecíficos y el alivio sintomático de aerofagia, meteorismo o flatulencia. Como uso hospitalario, se utiliza como antídoto de ciertas intoxicaciones (sobredosis de medicamentos o ingestión de productos tóxicos). También hay apósitos de carbón activado para el tratamiento de heridas muy exudativas o infectadas. Hay que tener cuidado pues puede reducir la absorción de otros medicamentos administrados por vía oral; por ello se debe espaciar entre 2 y 4 horas la toma de otra medicación. 

Jengibre. ‘Zingiber officinale Roscoe’

La parte oficinal del jengibre es el rizoma desecado, entero o troceado, con un 4-7,5% de oleorresina, en la que destacan el aceite esencial y las sustancias picantes. El rizoma de jengibre es muy rico en componentes como el almidón; lípidos, entre ellos los triglicéridos, lecitinas y ácidos grasos libres, y vitaminas, especialmente la vitamina C. Entre sus propiedades destacan su acción estimulante de la digestión. Así, aumenta la secreción tanto de la saliva como de los jugos gástricos. Por otra parte, posee actividad antiemética, puesto que acelera el vaciado gástrico y el tránsito gastrointestinal, y antinflamatoria, ya que es capaz de inhibir la inducción de citocinas proinflamatorias en distintos tipos de células, como sinoviocitos y condrocitos humanos. La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) acepta el uso bien establecido del jengibre en la prevención de náuseas y vómitos de la cinetosis. También lo contempla como uso tradicional para el abordaje sintomático de los trastornos espasmódicos leves del tracto gastrointestinal, incluyendo la distensión abdominal y la flatulencia. En general, se emplea en pacientes que sufren dispepsia.

Caso práctico

Mujer con un problema ocasional de estreñimiento

Un mujer acude a la farmacia solicitando consejo para resolver su problema de estreñimiento. Preguntada por el farmacéutico durante cuánto tiempo lleva sufriendo este trastorno, la paciente afirma que no suele afectarle habitualmente, pero que en esta ocasión está pasando por un momento de mayor inactividad física, es más sedentaria y, además, está teniendo algunos cambios de hábitos alimenticios. Como consecuencia de todo ello, ha notado que ha disminuido de forma notable la frecuencia para ir al baño que tenía anteriormente.

¿Qué recomendaría?
A. Jengibre y cáscara sagrada.
B. Cáscara sagrada.
C. Jengibre.
D. Carbón vegetal.

Respuesta: Orbyt

El estreñimiento, las flatulencias y las diarreas son trastornos frecuentes asociados en ocasiones a hábitos alimentarios y de ejercicio inadecuados. CF, en colaboración con Arkopharma e Infito, propone tres productos naturales (cáscara sagrada, carbón vegetal y jengibreque) propone mejorar la salud digestiva. ¿Cuál recomendaría? arkopharma-salud-digestiva Off Off