¿Habrá que romper con el modelo de residencias de ancianos?

Política y Normativa
carmenfernandez
Tras lo sucedido durante la pandemia
Control de temperatura en residencia de la tercera edad.
Control de temperatura en residencia de la tercera edad.

El perfil de las personas, el tipo de actuación en el inicio de la pandemia (foco en hospitales) y que, de base, las residencias presentaban carencias explicaría la alta mortalidad a causa de la Covid-19 registrada en este ámbito, algo que no está aún cuantificado, salvo en algunas comunidades autónomas, según ha explicado hoy Marco Inzitari, presidente de la Sociedad Catalana de Geriatría y Gerontología y director asistencial del Parque Sanitario Pere Virgili, en un debate telemático organizado por Edad y Vida sobre los nuevos retos de futuro de las residencias y los modelos de cuidados y organización sociosanitaria y cómo adaptarlos a la nueva normalidad.

En el webinar titulado Cómo cuidar en la nueva normalidad: El futuro de los cuidados de larga duración también han participado Josep de Martí, director de Inforesidencias.com, y Josep Maria Via, asesor de Edad y Vida.

Para Martí, “no han fallado las residencias”. Según su punto de vista, por un precio muy reducido estos centros sustituyen el hogar con apoyo sanitario a las personas. Este sector, “ha evolucionado mucho en los últimos años. Funciona muy bien y, por menos de 70 euros al día, a un nivel ajustado a lo que la gente paga. No rompamos nada. No hay datos. No tenemos ni idea de lo que ha pasado”, ha dicho. No obstante, aunque en su opinión el sector de residencias no está enfermo, “sin romper nada” sí que hay que acelerar mejoras pendientes como son la integración sociosanitaria y la atención centrada en la persona.

En modelos de residencias de la tercera edad totalmente diferentes al español está muriendo mucha gente también, ha recordado.

Para Via, “las residencias no tienen que defenderse de nada; se crearon para dar una respuesta social. No hay ninguna crítica que hacer pero sí buscar soluciones de futuro y que ésto (mortalidad por la pandemia de Covid-19) no pase”.

Martí ha asegurado que “los grupos de residencias se han visto menos afectados que los centros individuales. Parece que donde los equipos son más empáticos, como los que se quedaron encerrados con los residentes, ha funcionado mejor. Antes de hacer residencias nuevas y sectorizar por plantas habrá que ver si eso ha funcionado en algún sitio. Antes de romper lo que tenemos, miremos qué es lo que ha funcionado”.

"Mucha especulaciones"

Inzitari ha indicado que no hay datos y hay muchas especulaciones, pero hay cierta coincidencia sobre cierto el tipo de actuaciones positivas: protección  de profesionales y que estén de baja cuando enferman y test diagnósticos en los centros. Él sería “no partidario de romper el modelo sino de avanzar en la atención de la persona”, y de repensar la residencia para mejorar la atención centrada en la persona y el soporte sanitario también de los que opten por quedarse en sus domicilios. Ha informado de que algo así ha pasado en Seattel, Estados Unidos, donde en los pisos tutelados han padecido menos contagios y menos muertes. “Si vamos  a crear nuevos espacios y también nuevas residencias, seguro que se pueden hacer más parecidas a los hogares, con más espacio para la intimidad y para evitar contagios en centros muy masificados. Hay otras plagas  que quizá sean más importantes que ésta y nos las vemos”, ha manifestado.

Via también ha afirmado que “nos gustaría más estar en casa que en una residencia. Esto sería también crucial para dimensionar el sector en el futuro. La tecnología va a favor. Quizá habría que priorizar el presupuesto público hacia la atención domiciliaria”.

Inzitari, por último, ha puesto sobre la mesa que hay empresas grandes que están desarrollando el home care y ya hay experiencias al respecto y que la atención sanitaria y social en ventanilla única ha permitido a muchas personas seguir en sus casas. Su opción: dar prioridad al domicilio y luego residencias muy parecidas al domicilio, con integración sanitaria y social.

Tres expertos han analizado hoy, en un debate de Edad y Vida, si habrá que reformar el modelo de residencias de la tercera edad cuando pase la crisis de salud pública por la Covid-19 y parece que sí, aunque faltan datos e información fiable. coronavirus On Carmen Fernández. Barcelona Política y Normativa Off