Hoja de ruta asistencial para la inmunoterapia

El considerable aumento previsto en los próximos 20 años del número de moléculas basadas en inmunoterapia en oncología, así como ciertas evidencias clínicas -pacientes largos respondedores, múltiples y más indicaciones y combinaciones farmacológicas, y la aparición de toxicidades-, pone sobre la mesa la necesidad de llevar a cabo modificaciones en oncología que suponen nuevos retos para los profesionales de la salud, los profesionales, evaluadores y decisores.

“Las nuevas indicaciones de la inmunoterapia -cuyo número ha sido espectacular en los últimos cuatro años-, así como la aparición de nuevos subtipos tumorales, están provocando que se varíen los protocolos de tratamiento. Es el momento de crear un nuevo entorno de oncogenicidad”, señaló Carlos Camps, director de Proyectos Científicos de la Fundación ECO (Excelencia y Calidad de la Oncología), durante la presentación del documento Hoja de Ruta en Inmunoterapia aplicada a la Oncología en España: Horizonte 2022, llevado a cabo por esta entidad con el aval científico de otras organizaciones.

El documento nace con espíritu multidisciplinar, recogiendo las ideas de pacientes, oncólogos, farmacéuticos de hospital y enfermería oncológica

La irrupción de la inmunoterapia ha supuesto, según Vicente Guillem, presidente de la Fundación ECO, y Eduardo Díaz Rubio, vicepresidente de la Real Academia Nacional de Medicina (RANM), un cambio de paradigma en cáncer, puesto que el abordaje se basa en las características específicas de cada uno de los tumores.

“Es difícil no pensar en algún tumor en el que la inmunoterapia no vaya a tener un papel. Se trata de una terapia muy universal. Además, los pacientes largos respondedores requieren una nueva atención y nuevas guías de actuación, incluida la administración sanitaria. La farmacología inmunoterápica, con múltiples indicaciones y combinaciones, también requiere nuevas formas de financiación”.

Camps también puso de manifiesto que es necesario dar respuesta a nuevas toxicidades que no se conocían y que han aparecido en un recorrido muy corto, cuatro años. Ocurre igual con largos supervivientes -más de cinco años-, en personas con cáncer de pulmón, melanoma y riñón, entre otros.

Multidisciplinar

El documento de ruta, que se establecerá en varias fases, y que ha contado con la colaboración de la farmacéutica Roche y Omakase Consulting, nace con un espíritu multidisciplinar, incluidos los pacientes, recogiendo las líneas estratégicas que oncólogos, farmacéuticos de hospital y enfermería oncológica han trazado para contribuir a la equidad en el acceso de las innovaciones.

Algunos de los objetivos de esta actuación, según Camps, incluyen concretar el valor real de la inmunoterapia, con su beneficio clinico, crear un registro de pacientes tratados con inmunoterapia para determinar resultdos en salud y uso de necesidades de recursos, así como velar por la equidad en el acceso a los tratamientos e intentar desarrollar centros de referencia para biomarcadores que aseguren la eficacia y calidad de la administración de estos tratamientos.

The post Hoja de ruta asistencial para la inmunoterapia appeared first on Diariomedico.com.