Indignación profesional por la retención de una médico en El Garrobo

El pasado 24 de agosto, un grupo de personas se concentraron en el centro de salud de El Garrobo (Sevilla), reteniendo a la médico de Familia que acababa su guardia, como protesta por la falta de un sustituto que cubriera su descanso.

El Distrito Norte del Servicio Andaluz de Salud de Guillena había informado previamente que el centro de El Garrobo no iba a tener médico de urgencia los días 24 y 25 de Agosto. Se aconsejaba a los vecinos que si tenían alguna urgencia, acudiesen al 061 o a alguno de los pueblos cercanos, Guillena o Gerena.

Pero el sábado se organizó una protesta en la que se retuvo a la profesional saliente de guardia no pudo marcharse por los vecinos, que pretendían retenerla hasta que llegara otro médico. La concentración no se disolvió hasta horas después, cuando una compañera de otro centro acudió voluntariamente, a pesar de encadenar varias jornadas de trabajo, disolviendo la protesta. La médico ha decidido denunciar los hechos ante la Guardia Civil, que había acudido al lugar de la protesta.

El Colegio de Sevilla, el Sindicato Médico de Andalucía y el Consejo General de la Organización Médica Colegial (OMC) y la SEMG, entre otras instituciones, han manifestado su rechazo a estas conductas, que consideran una agresión a la médico. La noticia también ha tenido bastante eco en redes sociales, donde varios profesionales han criticado la acción de los vecinos de El Garrobo y que se haya responsabilizado a la médico de un problema de gestión. 

Concretamente, el Consejo General ha anunciado que va a iniciar medidas legales contra el Ayuntamiento de El Garrobo para investigar su papel en los hechos, “si pueden suponer un delito de detención ilegal y, en todo caso, depurar las responsabilidades personales que puedan existir”.

Un “episodio lamentable”

La OMC ha señalado que “este episodio lamentable de un pueblo sevillano no es más que una muestra de un ramillete creciente de desencuentros entre población y sanitarios que socavan la relación médico-paciente, alimentan la confrontación, generan agresividad, y profundizan la ansiedad y desmoralización de nuestros compañeros de la primera línea de atención sanitaria”.

“Las agresiones crecientes a médicos y otros sanitarios se potencian cuando las necesidades y demandas de la población no encuentran otros interlocutores accesibles, y son redirigidas hacia los propios trabajadores, que no sólo no tienen posibilidad de dar soluciones, sino que objetivamente son víctimas de las insuficiencias del sistema sanitario“, incidía el comunicado. 

La situación “se agrava tremendamente cuando se genera tensión desde las instituciones, que no se canaliza por cauces de protesta institucional, sino que se fomenta la acción directa hacia los sanitarios y sus centros, lo que puede facilitar amenazas y coacciones inaceptables y derivar fácilmente en agresiones”

El Ayuntamiento ha indicado que la movilización ha sido pacífica, sin amenazas ni coacciones, y que interpondrá reclamación ante el Distrito Sanitario Sierra Norte solicitando una óptima coordinación del personal sanitario para evitar situaciones así se repitan.

The post Indignación profesional por la retención de una médico en El Garrobo appeared first on Diariomedico.com.