InmunoCRISPR, una alianza que marca expectativas en oncología

La técnica CRISPR/Cas9, más conocida como el corta y pega genético, podría aliarse con los beneficios de la inmunoterapia, abordaje que pretende potenciar el sistema inmune para que actúe frente a procesos patológicos, y conformar en el futuro  una innovadora modalidad terapéutica para el tratamiento del cáncer. Por ejemplo, en leucemia linfoblástica aguda, la “edición genética mediante CRISPR puede editar o modificar el genoma de los linfocitos T para que enseñen al sistema inmune a atacar a genes o a alteraciones concretas”, señala Marcos Malumbres, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), quien ha participado en un encuentro de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), con motivo del Día Mundial contra el Cáncer, el próximo 24 de septiembre, en el que se han dado a conocer las  Ayudas a la Investigación en Cáncer y de los galardones V de Vida que este año han recaído en Francisco Martínez Mojica, microbiólogo de la Universidad de Alicante, y Emmanuelle Charpentier, en el Instituto Max Planck de Biología de la Infección, en Berlín (Alemania), que junto a Jennifer Doudna, de la Universidad de California, en Berkeley (Estados Unidos), descubrieron la técnica CRISPR.

Malumbres ha explicado a DM que CRISPR podría considerarse como “un fármaco vivo puesto que es capaz de modificar el genoma de las células tumorales para que la inmunidad  luche contra la enfermedad oncológica”, aunque subraya que se trata de un abordaje que aún se encuentra en fases de investigación preclínica y que las únicas propuestas, algunas de la AEEC, muy iniciales, se han llevado a cabo en leucemia, con resultados muy positivos.

Leucemias, melanomas y glioblastomas

“En España, las estrategias de investigación se centran en tumores líquidos, concretamente leucemias, y en las que editando o modificando el genoma de los linfocitos T se pueda atacar a la célula tumoral. El abordaje podría saltar a melanoma o a glioblastoma, pero hay que ser extremadamente cauto; actualmente es una potencial terapia, no una terapia para tratar en un hospital a un paciente”. A su juicio, en estos momento, lo importante es favorecer y potenciar las investigaciones para saber qué se hace bien y qué se hace mal.

“Todas las técnicas tienen su riesgo, por lo que es necesario estudia pros y contras y concretar sus efectos a largo plazo. Estamos ante un cambio de paradigma y es necesario aprender”, indica el investigador quien  sobre  los recientes estudios aparecidos en Nature Communications sugiriendo los posibles riesgos o efectos no deseados a largo plazo del corta-pega genético considera que ya se están “realizando trabajos en los que la modificación genética sustituye el cortar por el cambiar una letra del genoma por otra”.

Para Malumbres, la aplicación de CRISPR en cáncer constituye además todo un reto por la gran cantidad de genes mutados. Cómo llegar, por ejemplo, a la modificación de las metástasis es un problema logístico, hecho que no ocurre con patologías monogénicas como la enfermedad de Duchenne. Los ensayos en Duchenne sobre perros con tecnología CRISPR señalan que en un caso, la curación se ha producido solo en un 3 por ciento, mientras que en otro animal, la efectividad fue del 90 por ciento, “lo que pone de manifiesto que, aunque se trata de una herramienta que puede variar el futuro abordaje del cáncer, se necesita un proceso repleto de investigaciones”.

Fomentar proyectos y talento

Isabel Orbe Martínez-Avial, directora general de la Fundación Científica de la AECC, ha subrayado que la importancia de potenciar la investigación –básica, traslacional y académica-, mediante programas de calidad, globalizados, estables que, finalmente “respondan a las necesidades de los pacientes, los investigadores y la sociedad en general”. Desde 2008, el presupuesto estatal destinado a la investigación del cáncer se ha reducido en un 30 por ciento, según Orbe. “Sólo la AECC ha ido incrementado este apartado en el que actualmente se contenplan más de 250 trabajos en los que se aportan fondos para potenciar proyectos y y talento”.

 

The post InmunoCRISPR, una alianza que marca expectativas en oncología appeared first on Diariomedico.com.