Inmunoterapia y quimio mejoran supervivencia en cáncer de pulmón no microcítico no escamoso

Sumar inmunoterapia (atezolizumab) a quimioterapia (carboplatino y nab-paclitaxel) para el tratamiento de primera línea de pacientes con cáncer de pulmón metastásico no microcítico y no escamoso ha demostrado un aumento en la supervivencia global de casi cinco meses, según el estudio en fase III Impower130, que se ha presentado en el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), en Múnich, Alemania.

Según ha explicado a Diario Médico, Margarita Majem, oncóloga del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, de Barcelona, y una de las investigadoras del trabajo en el que han participado diez hospitales españoles, los resultados “demuestran la eficacia del tratamiento en la supervivencia global con casi cinco meses de diferencia entre el grupo de intervención y el placebo”. Además, se ha observado una supervivencia libre de progresión superior en la combinación y sin registrarse un aumento significativo de los efectos secundarios.

La combinación sugiere un cambio en el tratamiento en primera línea

Según Majem. los resultados obtenidos al unir la inmunoterapia al tratamiento habitual de quimioterapia en estos pacientes con cáncer avanzado no microcítico y no escamoso y que no presentan mutaciones apoyan la necesidad de realizar un cambio en el estándar de tratamiento.

La combinación  de inmunoterapia y quimioterapia elevó la supervivencia global y la libre de progresión

El estudio incluyó a 723 pacientes que no habían recibido quimioterapia de primera línea y con histología no escamosa en fase IV. Los pacientes fueron asignados aleatoriamente a dos grupos. Uno que recibió quimioterapia estándar (carboplatino más nab-paclitaxel) y placebo, mentras que al otro, formado por 451 pacientes, se le administró atezolizumab –desarrollado por Roche- y carboplatino más nab-paclitaxel, dejando la inmunoterapia de mantenimiento hasta la progresión. “En algunos casos hemos visto algunos pacientes que progresan radiológicamente pero que por beneficio clínico se podía mantener atezolizumab. De esa forma, algunos pacientes llevan un año y medio de tratamiento con la enfermedad controlada y una excelente calidad de vida”, ha dicho Majem.

Terapia de soporte en cáncer de pulmón

Los pacientes en el grupo placebo recibieron tratamiento de soporte durante la terapia de mantenimiento. Asimismo estaba autorizado sustituir la terapia de mantenimiento por pemetrexed. Aquellos que fueron aceptados antes del protocolo de revisión tuvieron la oportunidad de pasar a recibir un tratamiento en monoterapia con atezolizumab hasta la progresión de la enfermedad.

Los hospitales españoles que han participado en este estudio multicéntrico e internacional son el Hospital Sant Pau, de Barcelona, el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, el Hospital Universitario de Tenerife, el Hospital Son Llatzer de Mallorca, el Hospital de Jaén, el Complejo Hospitalario Universitario A Coruña, el Hospital Universitario de Valencia, El Instituto Valenciano de Oncología, de Valencia, el Hospital San Pedro de Alcántara, de Cáceres; el Hospital de Guadalajara, el Hospital Virgen de las Nieves, de Granada, y el Hospital de Torrejón.

The post Inmunoterapia y quimio mejoran supervivencia en cáncer de pulmón no microcítico no escamoso appeared first on Diariomedico.com.