Kary Mullis: “La PCR está muy madura y no aportará grandes novedades”

Lleva años hablando de la PCR, pero no parece aburrido; todo lo contrario. Kary Mullis, Nobel de Química en 1993 por la invención de la reacción en cadena de la polimerasa, ha hecho de la amplificación del ADN uno de los mayores hallazgos de la investigación básica del pasado siglo, y sigue tirando del hilo genético. Con motivo de su participación en el congreso 360º en Oncología, organizado por Merck Serono en Madrid, ha comentado con DIARIO MÉDICO el pasado, presente y futuro de esta campo.

¿Cómo dio con una tecnología que ha revolucionado tantos ámbitos científicos?
-En los años 7o hacía lo que todo el mundo: oligonucleótidos “a mano”, pero sólo era posible desarrollar, entre siete personas, dos al mes. Gracias a la ayuda de Ron Cook, químico de péptidos, profundicé en la idea de la codificación de péptidos en organismos microbianos. Eran los principios de la clonación molecular.

Ambos dejamos de lado nuestro trabajo y, después de dos años, disponíamos de una máquina productora de oligonucleótidos capaz de hacer tres al día. Comprendí que había muchos más problemas de los que pensaba que podían resolverse con la PCR.

¿Qué más puede ofrecer esta tecnología, además de lo ya conocido?
-Aparecen cambios, aumentos constantes en la tecnología, nuevos instrumentos que nos dan más información sobre qué ocurre durante una reacción de PCR. Pero básicamente se trata de una tecnología madura; no espero ningún cambio destacado en ella que realmente llame la atención. Las máquinas serán más rápidas, pero la novedad no irá mucho más allá.

¿Qué futuro tiene, entonces, la PCR?
-Mucho. Pero debemos comprender que el uso de la PCR para amplificar la información genética y mejorar la secuenciación pronto quedará eclipsado: se hallará una forma de avanzar sin necesidad de amplificar el ADN. No será fácil, ya que contamos con 3.000 millones de pares de bases, y aunque quizá sea necesario estudiar sólo 20, las técnicas de secuenciación deberán mejorar mucho para que llegue ese momento.

En la actualidad está centrado en potenciar la respuesta del sistema inmune. ¿Cómo?
-Ahora utilizo la PCR para lograr grandes cantidades de ácido nucleico y la mejor síntesis que sea posible. El tipo de moléculas con las que trabajo ahora están relacionadas con ADN de una sola hebra, que aun así es muy complejo. El objetivo es aislar una secuencia y unirla a la molécula deseada, para luego amplificar este resultado.

De este modo podemos lograr moléculas muy complejas que se unan a fragmentos patogénicos, o a productos químicos, y utilizarlas para que el sistema inmune se dirija exactamente a la patología en cuestión. Nos valemos de una unión molecular a algo contra lo que el organismo ya está inmunizado; así evitamos el largo proceso de conseguir una inmunidad gradual. Buscamos un atajo y unimos la molécula lograda a un fragmento patogénico ya conocido para provocar una mejor reacción inmune.

¿Es más complejo trabajar en esta línea en oncología?
-Con el cáncer nunca es fácil. La enfermedad parte de un derivado celular que ya está en el organismo. Hay algo diferente en una célula, en un oncogén, para que aparezca la enfermedad, y eso es lo que debemos comprender. Necesitamos fragmentos de ADN, aptámeros, que puedan unirse a lo que diferencia una célula tumoral de una sana, para lograr así una respuesta inmunológica que normalmente no se produciría.

Hoy día la PCR de está usando para estudiar el tumor, obtener su carné de identidad. Pero el sistema que propongo habla de ADN de una sola hebra que se puede unir a diferentes partes de la célula; incluye la creación de grandes cantidades de aptámeros gracias a la PCR, que es lo que se necesita para reimpulsar el sistema inmune.

¿Cómo definiría, en pocas palabras, el hallazgo de la PCR?
-Buscaba algo completamente diferente, pero vi de reojo algo nuevo. ¡Parece que di con algo importante!

The post Kary Mullis: “La PCR está muy madura y no aportará grandes novedades” appeared first on Diariomedico.com.