home Oncología Médica La biopsia líquida ahonda en la terapia personalizada del cáncer

La biopsia líquida ahonda en la terapia personalizada del cáncer

El cáncer es una enfermedad muy dinámica y este es precisamente uno de los retos en su tratamiento. Las mutaciones continuas de las células tumorales les permiten escapar y generar resistencias a los diferentes tratamientos. Hasta ahora monitorizar su progresión no era sencillo. Pero en los últimos años el desarrollo de la biopsia líquida, que a través de un simple análisis de sangre ofrece una gran cantidad de información del estado de la enfermedad, está cambiando esto.

La Fundación Fero con motivo de sus XVI Becas Fero ha escogido precisamente dos proyectos que desarrollan herramientas para poder emplear la biopsia líquida en el seguimiento de la evolución del cáncer y su tratamiento. Ambos se desarrollarán en el Instituto de Oncología Valle de Hebrón (VHIO) y contarán con 80.000 euros cada uno. Además, también se ha premiado otro proyecto que busca encontrar nuevas dianas terapéuticas que mejoren la inmunoterapia.

Predecir la respuesta al tratamiento

El primero de estos proyectos premiados por la Fundación Fero es el que desarrollará Joaquín Mateo, investigador principal del Grupo de Investigación Traslacional en Cáncer de Próstata del VHIO. “Necesitamos herramientas para entender los cambios que se producen en tumor, no tanto de cara al primer tratamiento sino a la segunda y tercera terapias y queremos utilizar la biopsia líquida para entender la evolución del cáncer de próstata”.

El cáncer de próstata se comporta de una manera diferente a otros tumores. La mayoría de las alteraciones genéticas que se producen suelen consistir en la ganancia de algo, pero en cambio en este tumor es la pérdida. “Y la pérdida siempre es mucho más difícil de detectar. Por eso necesitamos desarrollar test específicos. A través de las células tumorales circulantes, del ADN tumoral circulante y de los exosomas que encontramos en la sangre de los pacientes podemos detectar cosas diferentes. Queremos desarrollar una herramienta que nos permita comparar las tres cosas a la vez, no tanto para entender como ha cambiado sino sobre todo para planear como vamos a seguir tratando al tumor”, explica Mateo.

El cáncer de próstata es el más prevalente en varones y el segundo que más muertes causa hoy en día. Uno de cada ocho hombres va a tenerlo en algún momento de sus vidas. En los últimos años ha mejorado mucho el arsenal para combatirlo, pasando de haber solo un tratamiento aprobado a siete en apenas quince años. “Tal vez ahora es el momento de que, a la vez que desarrollamos nuevos fármacos contra grupos específicos según la biología del tumor, también entender mejor como utilizar estos tratamientos que ya tenemos y aquí es donde encaja nuestro proyecto”.

Determinar la respuesta en cáncer de mama con ‘BRCA’

El otro de los proyectos que ha logrado una de las becas Fero es el que van a dirigir Judith Balmaña, jefa del Grupo de Genética del Cáncer Hereditario, y Violeta Serra, investigadora principal del Grupo de Terapias Experimentales, ambas del VHIO. Su objetivo será el de comprobar si la biopsia líquida es útil para optimizar una prueba que identifique los tumores más sensibles y monitorice la respuesta al tratamiento en pacientes con cáncer de mama y portadoras de una mutación en los genes BRCA 1 o 2.

Este tipo de tumores no reparan de forma adecuada ciertos errores del ADN, algo que los hace sensibles un tratamiento dirigido a inhibir la proteína PARP, implicada principalmente en la reparación de ADN. “Pero puede llegar un momento en que dejen de funcionar. Por eso nos interesa desarrollar una estrategia diagnóstica, de monitorización y valoración de aparición de mecanismos de resistencia y que sea a través de una muestra sangre”, aporta Balmaña.

Inicialmente la prueba se centrará en pacientes de cáncer de mama con esta mutación en los genes BRCA 1 y 2, pero la idea es utilizar esta primera herramienta para a partir de aquí expandirla a otras mutaciones relacionadas también con errores en la reparación del ADN y a otros tipos de cáncer. “Hay otros genes en la misma vía, quizás menos frecuentes como PALB2, pero que también confieren vulnerabilidad a estas terapias. En ovario, próstata, páncreas y endometrio también parece que hay una señal. Hasta un 10% de los tumores se cree que pueden tener esta vulnerabilidad”, dice Serra.

“Este biomarcador pretende también salir del mundo BRCA. Es el paradigma porque está bien categorizado y caracterizado, pero desde aquí luego puedes expandir y utilizarlo en otros tumores”, añade Balmaña. “Si lo puedes correlacionar con otras causas genéticas o epigenéticas es estupendo. Pero a lo mejor habrá un conjunto que no lo tendrás caracterizado, pero sabrás que tiene la debilidad funcional y que puede responder a estos tratamientos, expandiendo la población sensible de recibir algún tipo de tratamiento personalizado”.

Ahora mismo esta herramienta ya está disponible para analizar biopsias en parafina. Con este proyecto se espera comparar los resultados de la muestras obtenidas en sangre, siendo conscientes de que la heterogeneidad del tumor puede dar resultados discordantes. “La biopsia líquida abarca más y esto se debe tener también en cuenta”, continúa Serra. Espera poder tener los primeros resultados que evidencien la utilidad de esta herramienta en un plazo de unos dos años, consciente de las dificultades que conlleva todo el proceso.

The post La biopsia líquida ahonda en la terapia personalizada del cáncer appeared first on Diariomedico.com.