La biopsia líquida es tan eficaz como la sólida para el estudio mutacional de recidivas del cáncer de mama

La biopsia líquida es tan eficaz como la sólida para el estudio y la detección de mutaciones y alteraciones genéticas presentes en las recidivas del cáncer de mama y que, en la mayoría de las ocasiones, no se corresponden con las encontradas en biopsias del tumor primario, según los resultados del ensayo clínico académico Mirror, llevado a cabo por investigadores del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid, primer grupo español que publica en el Journal of Clinical Precision Oncology, publicación oficial de la Sociedad Americana de Oncología Clínica.

Miguel Martín, jefe del Servicio de Oncología Médica del citado hospital y director del estudio, considera que las demostraciones tienen una doble lectura. Por un lado, se ensalza el beneficio del uso de la biopsia líquida para conseguir la personalización terapéutica en cáncer de mama metastásico. Además, el empleo de esta metodología en sangre minimizará o eliminará los posibles riesgos que entraña la realización, en diferentes localizaciones, de una biopsia en tejido sólido.

Muestra en tiempo real

Se calcula que el 20 por ciento de las mujeres con cáncer de mama recaen, lo que hace necesario un nuevo estudio de la situación metastásica, que se asienta en diferentes órganos. “Las alteraciones tumorales cambian con el tiempo, incluso pasados cinco años. Los hallazgos que aparecen en el tumor primario no suelen corresponderse con los del tumor metastásico”, señala Martín, quien explica que la recomendación era biopsia con aguja gruesa en una metástasis -en hueso, en pulmon, en hígado- porque se supone que este material ofrece más información que el tumor primario. Sin embargo, el procedimiento no está exento de potenciales complicaciones e incluso el análisis puede no ofrecer datos concluyentes.

Demostrar estas teorías ha sido el objetivo del estudio académico realizado sobre 40 pacientes con metástasis de cáncer de mama, donde se ha analizado mediante secuenciación genética del tumor primario, como se solía hacer en este tipo de cánceres. En la misma paciente se ha vuelto a analizar el tumor metastásico con biopsia sólida y líquida en sangre. En el estudio se han secuenciado 40 genes de los tipos de cáncer de mama más comunes.

A partir de esta evidencia científica se podrán evitar punciones que pueden sustituirse por un simple análisis de sangre no invasivo 

Después de analizar las mutaciones en tumor primario y en metástasis con biopsias sólida y líquida en sangre periférica, se ha observado que existen mutaciones en biopsia sólida que no estaban en el tumor primario, lo que, a juicio del oncólogo clínico, significa que “la información del tumor primario no es válida para tomar decisiones terapéuticas cuando existen metástasis. Es necesario tomar una muestra en tiempo real”.
Una segunda observación importante pone de manifiesto que las mutaciones que se detectan en la metástasis biopsiada con aguja y que no estaban en el tumor primario pueden identificarse también en la biopsia líquida.

Las repercusiones clínicas para las mujeres con cáncer de mama son relevantes, ya que a partir de esta evidencia “se podrían evitar punciones, y sus posibles complicaciones, que pueden ser sustituidas por un simple análisis de sangre, no invasivo, que puede repetirse las veces que sea necesario, en función de las variaciones que se vayan realizando en los tratamientos”.

Aspectos no resueltos

No obstante, Martín, experto mundial en cáncer de mama, recalca que no en todos los tumores se encuentran mutaciones nuevas, pero en otros sí aparecen las suficientes como para no poder dar por válido que la información que ha ofrecido el tumor primario represente a la situación metastásica.

 

 

Esquema del análisis genético realizado en tejido tumoral (primario y metástasico) y tumor circulante en plasma. ADN (ctADN). El ADN se obtuvo de tumores primarios, metástasis (en hígado, pulmón, piel, cerebro, ganglios linfáticos, recaída local en mama y hueso), y muestras de plasma. Se usó la tecnología de secuenciación de próxima generación (NGS) para evaluar las variantes en 54 genes relacionados con el cáncer en los tres tipos de muestras. Las variantes genómicas se identificaron utilizando la tecnología Ion Torrent y se validaron con la técnica Illumina.

Esquema del análisis genético realizado en tejido tumoral (primario y metástasico) y tumor circulante en plasma.
ADN (ctADN). El ADN se obtuvo de tumores primarios, metástasis (en hígado, pulmón, piel, cerebro, ganglios linfáticos, recaída local en mama y hueso), y muestras de plasma. Se usó la tecnología de secuenciación de próxima generación (NGS) para evaluar las variantes en 54 genes relacionados con el cáncer en los tres tipos de muestras. Las variantes genómicas se identificaron utilizando la tecnología Ion Torrent y se validaron con la técnica Illumina.

El trabajo liderado por el equipo del Gregorio Marañón, uno de los primeros que se centra en estos análisis, se encuadra en una línea de interés internacional que desvelará algunos de los aspectos que aún están por contestar y entre los que se encuentran, según el oncólogo, “la especificidad y sensibilidad de la biopsia líquida por tipos tumorales: triple negativo frente a HER2 o frente a luminal, ya que los datos extraídos del análisis de las 40 pacientes no pueden considerarse confirmatorios. Se necesitan más estudios, así como tener en cuenta otros genes que puedan ser de interés”.

Conocer las mutaciones que aparecen en cada fase tumoral favorece la medicina de precisión, pues el tratamiento varía en función de los cambios 

A su juicio, estos resultados abren el camino a un nuevo concepto: conocer de primera mano qué ocurre cuando se produce una recaída, así como que la sangre es una importante fuente de información para saber qué hacer, sin necesidad de recurrir a la punción. “La correlación entre biopsia líquida y biopsia sólida es muy buena, lo que pone de manifesto, por tanto, que la líquida -centrada en los detritus celulares de las células tumorales muertas que liberan ADN en la sangre-, puede ser una muy buena alternativa en el manejo del cáncer y mucho más práctica que la sólida, aunque sin olvidar que estamos en el inicio de una nueva carrera que, no obstante, vislumbra un buen futuro porque en sangre se pueden detectar y analizar mutaciones a un coste asumible”. En esta nueva línea de investigación se encuentran los estudios de Rafael López López, del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela, así como los que se realizan en el Royal Marsden, en Reino Unido.

Más cerca de la terapia de precisión 

El conocimiento de estas mutaciones es además extremadamente útil para el desarrollo de una medicina de precisión que ajuste los tratamientos al perfil del cáncer en fase metastásica. “Conocer estas mutaciones permite diseñar un abordaje personalizado que no se hubiese podido llevar a cabo solo estudiando la genética del tumor primario, tal y como se hacía hasta el momento”.

La investigación evidencia, por tanto, que la biopsia líquida es una muy buena opción para “la toma de decisiones terapéuticas en el contexto de una medicina personalizada al ofrecer información de la que se carecía y poder realizar un seguimiento más exhaustivo de la evolución de la metástasis en un cáncer disminuyendo los riesgos para el paciente”, concluye Martín.

The post La biopsia líquida es tan eficaz como la sólida para el estudio mutacional de recidivas del cáncer de mama appeared first on Diariomedico.com.