La detección precoz, única vía para mejorar el abordaje de la sepsis

Cada año la padecen en España 50.000 personas, de las que un tercio, 17.000, mueren por su causa. Esto supone más de 13 veces más que los fallecidos en accidentes de tráfico, y casi el nivel de las muertes provocadas por algunos cánceres comunes y que despiertan amplia preocupación social, como el de mama, colon, páncreas o próstata. Además, su incidencia no deja de crecer.

Hablamos de la sepsis, “un problema de salud mundial”, tal y como ha definido para Diario Médico Neus Robert, del Servicio de Urgencias del Hospital Germans Trias i Pujol, de Barcelona.

Robert ha presentado en el 21 Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria, organizado por la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa) y que se está celebrando en Santiago de Compostela, un estudio que está realizando el centro barcelonés junto con el Hospital Universitario Pitié Salpétrière Charles Foix (Paris), que “tiene como objetivo validar la determinación del MDW (monocyte distribution width, anchura de distribución de monocitos) como marcador precoz de sepsis“.

Según los resultados preliminares del trabajo, “existe una relación entre el valor del MDW y el diagnóstico de sepsis. En el mismo estudio se objetiva disminución de los valores del MDW en relación al tratamiento y su respuesta clínica”.

Por ello, los investigadores consideran que, si estos resultados se confirman, “la facilidad y la rapidez de la obtención del MDW pueden hacer de este parámetro un buen marcador a tener en cuenta en nuestra futura práctica clínica”.

Y es que uno uno de los principales problemas de la sepsis es “no disponer de una estrategia diagnóstica clara“, según Juan González del Castillo, coordinador de Grupo de Infecciones de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (INFURG-SEMES) y médico del Servicio de Urgencias del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid.

A su juicio, “la sepsis es un proceso heterogéneo y los perfiles de los pacientes que la padecen son muy distintos, por lo que debemos utilizar varias escalas y biomarcadores de respuesta inflamatoria, y no una estrategia única”.

Así, “para facilitar el cálculo de diversas escalas, debemos contar con los sistemas de información que utilizamos, para que nos calculen sus valores de manera automatizada. Cuando un paciente sobrepase los umbrales establecidos el médico debe recibir una alerta para realizar una valoración inmediata”. En este sentido, González del Castillo ha descrito el programa de alertas automatizadas establecido en el Hospital Clínico San Carlos, “desarrollado para mejorar el funcionamiento del Código Sepsis de nuestro centro y que ha mejorado el número de pacientes identificados con sepsis y reducido su mortalidad al iniciar de manera precoz el tratamiento específico”.

Alto coste

A esto se suma que el impacto de la sepsis no es solo clínico: “Las estimaciones del impacto en los hospitales en España varían de 10.000 a 18.000 euros por episodio, de los cuales solo el 4% es representado por los antibióticos”, explica Anton-Giulio Manganelli, investigador del Centro de Investigación en Economía de la Salud (CRES, por sus siglas en catalán) de la Universidad Pompeu Fabra, de Barcelona.

“Sin embargo, hay que apuntar que el impacto varía mucho en función de la gravedad de la sepsis y del retraso con el cual se da la terapia correcta al paciente. En un estudio en Estados Unidos, los costes variaron entre 16.000 y 38.000 dólares por episodio según la gravedad, sin contar el aumento de probabilidad de mortalidad del paciente y las secuelas de largo plazo que puede tener”. Por ello, Manganelli considera que “el aumento de la mortalidad y de las secuelas debido al retraso en el tratamiento de la sepsis son problemas de salud pública aún más importantes que el coste hospitalario en sí”.

The post La detección precoz, única vía para mejorar el abordaje de la sepsis appeared first on Diariomedico.com.