La endomicroscopia confocal ayuda a preservar la función sexual tras la prostatectomía

La Fundación Puigvert de Barcelona informa de que es el primer centro en todo el mundo que utiliza la endomicroscopia confocal en la extirpación quirúrgica de la próstata. Esta tecnología, que consiste en el uso de un microscopio láser que amplía el tejido hasta 120x, ofrece al cirujano una visión directa y real de los nervios bandeletas, permitiendo así su preservación al extirpar la próstata. Esta herramienta supone una gran mejoría para los pacientes, ya que los problemas de erección tras la prostatectomía son uno de los grandes inconvenientes de este tipo de intervención. La endomicroscopia confocal en extirpación de próstata ha sido una de las novedades presentadas en el 55º Curso de Urología de la Fundación Puigvert, coordinado por Joan Palou, director del Servicio de Urología de la Fundación, y que reúne a unos 600 especialistas en Barcelona hasta el viernes.

La extirpación quirúrgica de la próstata o prostatectomía es uno de los tratamientos utilizados para tratar el cáncer de próstata, el más diagnosticado en hombres en España. Según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer, se registraron 32.641 los casos dell tumor en 2014. Tal como destaca Alberto Breda, jefe de la Unidad de Urología Oncológica de la Fundación Puigvert, el uso de la endomicroscopia confocal supone un cambio radical en las operaciones de extracción de próstata, porque “ahora podemos ver algo que hasta ahora no veíamos”. Y añade que “con las técnicas utilizadas hasta ahora no había forma de ver las bandeletas y eso era un inconveniente, ya que el cirujano debía intuir dónde estaban a través de su conocimiento de la anatomía e intentar que no se vieran afectadas”.  
 
La Fundación Puigvert es el único centro en España que está estudiando el uso de este equipamiento. Hay un centro en Ámsterdam y otro en California que disponen del microscopio, pero la Fundación es la única en todo el mundo que lo utiliza para mejorar la extracción quirúrgica de la próstata. Hasta ahora, en un periodo de cuatro meses, se ha utilizado en la intervención en diez pacientes en la entidad barcelonesa, con muy buenos resultados.

Más precisión en el diagnóstico y menos intervenciones

Tal como se ha dado a conocer en el curso, el uso de la endomicroscopia confocal ofrece otra gran ventaja: permite observar directamente y con más precisión las células del tumor y, según sus características, determinar de qué grado es y si se puede tratar intraoperatoriamente al paciente, en el mismo momento del diagnóstico. Eso significa que no es necesario hacer una biopsia y esperar dos semanas a que lleguen los resultados para determinar qué tratamiento requiere.
 
Así, con el microscopio, en el mismo momento que el cirujano accede al tumor, puede determinar cómo hacerle frente y, en muchos casos, proceder a tratarlo de la manera que sea precisa. Según Breda, esto supone mayor precisión en el diagnóstico y, además, en muchos casos, evita una intervención y un ingreso hospitalario al paciente”. Por ello, la Fundación Puigvert utiliza la endomicroscopia confocal para otras intervenciones, a parte de la extirpación de próstata, como la extirpación de tumores de alta vía o de vejiga.

The post La endomicroscopia confocal ayuda a preservar la función sexual tras la prostatectomía appeared first on Diariomedico.com.