La enseñanza que la pandemia de la Covid-19 trae consigo es que la salud debe ser prioritaria en las agendas políticas

Política y Normativa
isabelgallardoponce
España, Italia y Reino Unido siguen a la cabeza en número de casos en Europa
coronavirus
El coronavirus se ha extendido por todo el mundo.

“La región europea acumula el 46% de los casos de Covid-19 y el 63% de las muertes globales, y se mantiene aún en la lucha contra la pandemia. España, seguida de Italia, Reino Unido, Alemania y Francia, cuentan con el mayor número de casos en este área”, ha explicado  Hans Kluge, director regional de la Organización Mundial de la Salud para Europa, en rueda de prensa. Al mismo tiempo, Bielorrusia, Kazajistán, Ucrania y la Federación de Rusia han experimentado un aumento del número de casos en la última semana, mientras que Turquía se ha estabilizado.

El motivo del encuentro ha sido actualizar la situación de Europa en la respuesta al coronavirus. Un momento en el que, según han manifestado los expertos, aunque las medidas de confinamiento y distanciamiento social han dado frutos en la reducción o mantenimiento de nuevos casos, conviene no bajar la guardia para lograr suprimir la pandemia. Kluge se ha referido con especial hincapié a la necesidad de mantener o recuperar los esfuerzos centrados en la vacunación de la población infantil. “Los servicios de inmunización son esenciales y si han sido interrumpidos durante la pandemia deben volver a ponerse en marcha lo antes posible”, especialmente para evitar patologías prevenibles en la población infantil, como el sarampión, la rubeola, las paperas y la difteria.

En esta línea, la OMS publicó la semana pasada un protocolo para guíar a los países de la Covid19 a restablecer la asistencia sanitaria regular al tiempo que se sigue luchando contra la pandemia. 

Lecciones aprendidas

Lo que está claro es que la pandemia de Covid-19 ha demostrado a Europa que incluso los sistemas de salud más fuertes pueden verse sobrepasados y devastados. “La lección más importante que hemos aprendido es que la salud se merece estar en lo más alto de las agendas políticas. Hemos abogado hasta ahora porque la salud es un impulsor de la economía; pero se ha puesto de relevancia que sin salud no hay economía ni seguridad económica. Una vez que salgamos de la pandemia es una lección que no debemos olvidar”.

Según Kluge, otra de las lecciones aprendidas se refiere a la unidad y solidaridad de los países: "Después de la pandemia cada país europeo debe entender que aunque tenga su sistema sanitario bajo control requiere que los demás países estén unidos. En el futuro tendremos que estar preparados para tomar decisiones de forma urgente aún sin la evidencia científica completa si aparecen nuevas infecciones emergentes como el coronavirus”. Kluge ha añadido que en ese futuro escenario es indispensable compartir datos nuevos, tal y como se ha hecho, para unir esfuerzos y mejorar el conocimiento.

“La Covid-19 no va a desparecer a corto plazo. Los sistemas de salud deben ofrecer la flexibilidad y la resiliencia necesaria para hacer frente a repetidas oleadas de coronavirus al mismo tiempo que responden a la demanda creciente de otros servicios. Debemos estar abiertos a otras formas de recibir y ofrecer asistencia. No podemos arriesgarnos a repetir la tragedia de la pandemia en una segunda catástrofe de salud por otras causas”. Por eso Kluge ha hecho una llamada de atención a los gobiernos de los países europeos para que fortalezcan los sistemas de salud de forma que puedan responder y mejorar la salud de los ciudadanos. 

Mientras, varios grupos de investigación en el mundo continúan estudiando para encontrar una vacuna frente al coronavirus. “Se están dando varios pasos en ese camino y es básico que la OMS siga su desarrollo”, ha añadido Adam Finn, profesor de Pediatría de la Universidad de Bristol. 

Cada país de la región europea está siguiendo sus propios métodos en la lucha contra la pandemia. “De los 44 países que conforman la región y que han puesto en marcha restricciones de movimiento parciales o totales para sus ciudadanos, 21 han comenzando a aliviar las medidas y 11 planean hacerlo próximamente. Este virus no perdona, debemos mantenernos vigilantes, perserverar y ser pacientes y estar listos para  reforzar las medidas si se necesita”, ha añadido Kluge

Dorit Nitzan, coordinadora del Programa de Emergencias en Salud de la OMS en Europa ha añadido que la entidad ha publicado un protocolo con un paquete de medidas para guiar a los países, en función de su población, en la planificación de herramientas, fármacos, camas, ventiladores, y número de profesionales sanitarios que son requeridos para hacer frente a una pandemia de estas características. Nitzan ha recordado que el manejo clínico de la Covid-19 cambia en función de la evidencia que se va recopilando. “Desde la OMS recomendamos hacer un asesoramiento individual de cada paciente en función de la evidencia”.

¿Uso de Mascarillas?

Respecto al uso de la población general de mascarillas para salir a la calle, Nitzan ha añadido que su uso solo se aconseja para sanitarios, pacientes infectados con el coronavirus y sus familiares. “Si la población general quiere utilizarlas, y hay suficientes, puede hacerlo, pero debe comprender que las mascarillas por si solas no funcionan si no que deben de ir acompañada de otras medidas de higiene, así como del mantenimiento de las distancias y del cumplimiento del resto de recomendaciones dictadas por las autoridades sanitarias”.

Fortalecer los sistemas de salud, hacer de la salud una prioridad política y reestablecer la asistencia sanitaria, claves para seguir luchando contra la pandemia, según la OMS coronavirus Off Isabel Gallardo Ponce Política y Normativa Política y Normativa Política y Normativa Off