La EPOC está infradiagnosticada en pacientes con cáncer de pulmón

En los últimos años se publicaron numerosos estudios que relacionan el cáncer de pulmón con la EPOC y el enfisema, pero no existe suficiente información para elegir la terapia más adecuada a su pronóstico. Tampoco hay estudios sobre la posibilidad de una relación entre distintos tipos de enfisema y el cáncer, y la evidencia es escasa en cuanto al papel de algunos marcadores en sangre, que podrían servir como herramientas de diagnóstico precoz, de posible cribado de tumor pulmonar, determinación de su gravedad o de valoración de decisiones diagnósticas y terapéuticas en el subgrupo de pacientes con una EPOC de base.

La investigación comprobó que los niveles elevados de alfa-1 antitripsina, neutrófilos y disminuidos de colesterol son marcadores de una mayor probabilidad de cáncer de pulmón en pacientes con EPOC

La doctora Cecilia Mouronte ha intentado dar respuesta a algunas de estas preguntas en su tesis doctoral, que ha obtenido la calificación de sobresaliente Cum Laude en la Universidad de Santiago de Compostela (USC). Este proyecto de investigación fue tutorizado por Alberto Fernández Villar (jefe del Servicio de Neumología del Chuvi), Virginia Leiro Fernández (del mismo servicio) y Alberto Ruano Raviña (profesor de la USC).

La tesis incluye cuatro estudios en los que participaron casi mil pacientes del Chuvi y del Complejo Hospitalario Universitario de Orense (CHOU). El primero realiza una revisión sistemática de la literatura aunando todos los resultados disponibles y aumentando el grado de evidencia sobre la asociación entre EPOC-enfisema y cáncer de pulmón. Pero el segundo es el que arroja las conclusiones más novedosas y relevantes, ya que la enfermedad pulmonar obstructiva crónica resultó estar infradiagnosticada en las personas que sufrían un cáncer de pulmón.

“Habría que plantearse hacer más espirometrías para diagnosticar más la EPOC dentro de la estrategia preventiva del cáncer de pulmón”, comenta la investigadora Cecilia Mouronte

“Pertenecían a un grupo de riesgo con los que teníamos que haber actuado pero no contaban con el diagnóstico de EPOC”, significa Mouronte. En un momento en el que se plantea la generalización de un cribado de cáncer de pulmón, la detección de EPOC se hace imprescindible: “Habría que plantearse hacer más espirometrías para diagnosticar más la EPOC dentro de la estrategia preventiva del cáncer de pulmón”. La investigadora atribuye la situación a los síntomas a veces inespecíficos de la EPOC: “La fatiga, la tos, son síntomas a los que los fumadores no dan importancia y, por ello, no consultan”.

En el tercer estudio del proyecto se analiza la relación con el cáncer pulmonar de tres tipos de enfisema: centrolobulillar, panacinar y paraseptal. La conclusión es que es tercero es el que se asocia directamente con esta neoplasia, aumentando el riesgo dos veces.

La última parte de la tesis aborda los niveles de distintos biomarcadores en sangre en este tipo de pacientes y se demuestra la asociación de tres de esos marcadores con una mayor probabilidad de presentar un tumor pulmonar en personas con EPOC. Concretamente, son los niveles elevados de alfa-1 antitripsina, de neutrófilos y disminuidos de colesterol.

El siguiente paso es validar estos resultados en una cohorte de pacientes más amplia, para lo que ya se han establecido contactos con otros centros del país.

The post La EPOC está infradiagnosticada en pacientes con cáncer de pulmón appeared first on Diariomedico.com.