La falta de especialistas no es sólo un problema español

Faltan especialistas y es necesario impulsar el relevo generacional, la atención primaria necesita más recursos… ¿les suena? España no es tan diferente; los retos de nuestro sistema sanitario, en mayor o menor medida y con sus matices, se reproducen a escala europea.

El último informe sobre el Estado de la Sanidad en la Unión Europea, de 2018, destacaba que, aunque el número de médicos y enfermeras ha aumentado en casi todos los países europeos, es común el déficit de médicos, particularmente en zonas rurales y remotas, fundamentalmente de médicos generalistas. La UE señalaba en el mismo informe que la planificación es complicada por los posibles cambios en las necesidades profesionales, las corrientes migratorias y el envejecimiento de las plantillas, pasando el porcentaje de trabajadores sanitarios mayores de 50 años del 27,6% en 2008 al 34,1% en 2016.

“Hay déficit en la mayor parte de los países, aunque en algunos está más agravado y de hecho, la tendencia a emigrar es mayor en los países del este”, reflexiona Gabriel del Pozo, vicesecretario de CESM y delegado de dicho sindicato en su homóloga europea, la FESM.

En Europa del Este, hay sobrecarga de trabajo en primaria, y los médicos de Familia tienen peor capacidad diagnóstica y de prescripción

Ángel Carrasco, presidente de la Confederación Europea de Pediatras de Atención Primaria, recuerda que en España el problema no es tanto el déficit de médicos en general sino más bien de especialidades concretas, sobre todo de algunas como Medicina de Familia, Pediatría, Anestesia, Radiología o Urología, según el último informe del Ministerio de Sanidad. “En Europa hay países donde esta falta de profesionales es generalizada, ya que los médicos tienen un periodo de formación muy largo y muy especializado y un trabajo de una gran responsabilidad”.

Este y oeste

La frontera está entre los países más occidentales y los del este, en una peor situación económica. Josep Vilaseca, tesorero de Wonca-Europa y representante de Semfyc, reconoce que en la parte oriental del continente hay mucho por mejorar en atención primaria, porque en muchos casos “su organización no está bien desarrollada, hay sobrecarga de trabajo y poca capacidad diagnóstica y de prescripción”. En el caso español, destaca los buenos resultados en salud y la calidad de la formación MIR, pero critica que “estamos a la cola de salarios junto a la Europa del Este (los sueldos de países desarrollados de la UE pueden ser tres o cuatro veces superiores a los españoles)” y la falta de desarrollo académico. Otros retos europeos en opinión de Vilaseca son la necesidad de mayor inversión en primaria y la diversidad formativa de los médicos de Familia.

Médicos y envejecimiento de las plantillas en Europa

Carrasco apunta que, poco a poco, se va consolidando el modelo que garantiza la atención pediátrica en primaria, si bien recuerda que en España “no se cumple que cada niño tenga su pediatra por la falta de atractivo del primer nivel”. Se trata de un mal común en el entorno europeo, porque incluso en países donde se premia retributivamente el trabajo en atención primaria, “en general las condiciones son peores y se considera menos interesante en cuanto a desarrollo profesional”.

Diferentes modelos

Del Pozo reconoce que, si bien los salarios españoles son claramente inferiores, es complicado hacer comparativas entre distintos países por la variabilidad de condiciones: “En la FESM nos está costando establecer unos datos mínimos comunes. Por ejemplo, los conceptos retributivos son muy variables, también el mínimo de horas de la jornada…”. Apunta que en Alemania ha aumentado el horario de los médicos, “pero han aprobado un convenio franja con muchas mejoras económicas”. En España, CESM lleva años insistiendo en recuperar los sueldos previos a la crisis económica.

El sindicalista español se fija también en Francia en busca de soluciones imaginativas que podrían aplicarse en nuestro país. “Por ejemplo, allí se permite a los médicos jubilados seguir cobrando la pensión y trabajar en el sistema público”. También se vincula a los médicos a varios centros de trabajo. En contraste, en Europa del Este “es común que, tras la formación de posgrado, los médicos se comprometan a estar un tiempo trabajando en sus países para evitar una sanción económica…con lo cual, en cuanto pueden, se marchan de sus países”.
¿Esperan los médicos alguna mejora legislativa en la UE en lo laboral? Del Pozo se reconoce escéptico: “Teniendo en cuenta que hoy la UE es fundamentalmente una unión comercial…”.

Entre diferentes países europeos hay conceptos retributivos muy variables y distintos mínimos de jornada, lo que complica las comparativas

Rafael Lletget, delegado del Consejo General de Enfermería en la correspondiente federación europea, también apunta que es un reto básico unificar la formación de todas las enfermeras después de establecer las competencias mínimas, lo que se traducirá en el futuro en la revisión de los planes de estudio. Además, quieren regular la competencia prescriptora en el conjunto de la UE. Otra cuestión es “la aproximación de ratios enfermeros que permitan una atención enfermera de verdadera equidad”. Si bien la formación en España es buena, en cuanto a los ratios “nos hallamos a la cola de los países de nuestro entorno, con unas cifras de 567 enfermeras por cien mil habitantes, frente a los 825 de media en la Unión Europea y muy lejos de países como Dinamarca o Finlandia que triplican esas cifras”.

Digitalización

Los estudiantes de Medicina también tienen sus propias ideas. Beatriz Atienza, directora de educación médica de la EMSA, apunta que, con la llegada del siglo XXI y la digitalización de la sanidad y las nuevas tecnologías, la organización aboga por una mejor educación en salud digital y alfabetización en salud en la universidad. “Según un estudio realizado el año pasado por EMSA, el 53% de los estudiantes evalúan sus habilidades en eHealth como pobre o muy pobre, mientras el 85% deseaban que estos conocimientos se incluyeran en el curriculum del grado. Además, este año realizamos otro estudio en el que se vio que uno de cada cuatro estudiantes no estaba recibiendo enseñanzas en alfabetización en salud”. 

The post La falta de especialistas no es sólo un problema español appeared first on Diariomedico.com.