home Oncología Médica La inmunoterapia avanza como estrategia en cáncer de mama triple negativo PD-L1 positivo

La inmunoterapia avanza como estrategia en cáncer de mama triple negativo PD-L1 positivo

El cáncer de mama triple negativo metastásico o localmente avanzado e irresecable representa en torno al 15 por ciento de los casos del tumor. Se trata de una de las formas más agresivas y difíciles de tratar, que se produce en mujeres jóvenes y de una enfermedad “con un pronóstico sombrío en la que hemos coleccionado fracaso tras fracaso”, ha explicado a DM Antonio Llombart, jefe del Servicio de Oncología del Departamento de Salud Arnau de Vilanova-Llíria, de la Comunidad Valenciana.

El primer análisis provisional del estudio en fase III IMpassion 130, que se presentó en el Congreso Europeo de Oncología Médica (ESMO), mostró que la combinación de atezolizumab y nab-paclitaxel en primera línea en triple mama negativo mostraba una mejora significativa de la supervivencia y una reducción del riesgo de empeoramiento de la enfermedad o muerte, especialmente en tumores PDL1 positivo.

Mayor beneficio de cáncer de mama con PD-L1 positivo

Ahora, el segundo análisis provisional de supervivencia global presentado en la Reunión Anual de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ASCO), en Chicago, muestra que en términos de supervivencia se consolida “la diferencia en siete meses. Además, el beneficio esta ligado a la presencia de la expresión de PD-L1 en el área tumoral. De esta forma, para el grupo que carece de la expresión, el beneficio es nulo. En cambio, para el grupo de pacientes que sí sobrexpresan PD-L1 las mejoras de supervivencia con atezolizumab son superlativas para lo que estamos acostumbrados a ver en pacientes con un tumor triple negativo”, ha explicado Llombart, para quien la limitación del estudio radica en que sólo el 40 por ciento de las pacientes tenían expresión de PD-L1. “El 60 que no expresan PD-L1 arrastran los resultados. Necesitaremos que este estudio se confirme con los otros dos estudios que se están realizando con atezolizumab en triple negativo y de los que tendremos resultados en los próximos dos años”.

Llombart ha resaltado, asimismo, que el impacto de la terapia y el cambio que produce en la historia natural de la enfermedad no se limita exclusivamente al tiempo de tratamiento, sino que se alarga en el tiempo. “Es decir, hay un grupo de pacientes en el que, probablemente, cambia la biología del tumor de forma tan importante que el beneficio se expande al futuro”.

Los resultados muestran que aunque no se alcanzó significación estadística para la supervivencia global en la población de pacientes con intención de tratar, la combinación de atezolizumab y nab-paclitaxel mostró una mejora clínicamente significativa de supervivencia global de siete meses frente a placebo y nab-paclitaxel en pacientes con expresión PD-L1. Así, la mediana de supervivencia global pasa de 18 a 25 meses.

En cuanto al aumento en la supervivencia “puede no parecer mucho una mejora media de siete meses, pero representa elevar sus expectativas de vida en casi un 30%, y es la primera vez que estamos en condiciones de ofrecer una terapia con una magnitud de beneficio de tal calado”.

El 51 por ciento de las pacientes con cáncer de mama triple negativo metastásico PD-L1 positivo que recibieron atezolizumab estaban vivas a los dos años, en comparación con el 37 por ciento en el grupo control. “Lo que confirma este estudio, y sobre todo si se comprueba con los que se hagan posteriormente, es que el cáncer de mama triple negativoPD-L1 positivo o negativo puede orientar nuestro tratamiento”.

Además, los análisis adicionales de los resultados reportados por las pacientes del IMpassion130 mostraron que la combinación fue bien tolerada, de manera similar al nab-paclitaxel solo.

The post La inmunoterapia avanza como estrategia en cáncer de mama triple negativo PD-L1 positivo appeared first on Diariomedico.com.