La inmunoterapia eleva de forma significativa la supervivencia en cáncer de pulmón avanzado

Los datos a cinco años del Estudio Keynote 001, presentado en la Reunión Anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology, ASCO), que se está celebrando en Chicago, llevan la supervivencia en cáncer de pulmón no microcícitico avanzado a un nuevo nivel que comienza a expresarse en años.

Los resultados del estudio muestran que el 23,2 por ciento de pacientes que no habían sido tratados previamente con quimioterapia y un 15,5 por ciento en pacientes que sí lo habían sido continuaban vivos a los cinco años, mostrándose un mayor beneficio en los pacientes con una mayor expresión de PD-L1. Según los investigadores, esto supone una mejora significativa de las tasas de supervivencia que ascendían al 5,5 por ciento de los pacientes a los cinco años antes de la llegada de la inmunoterapia al tumor.

 “Algunos de los pacientes del estudio continúan vivos tras siete años. También tenemos evidencias de que la mayoría de pacientes en buenas condicione a los dos años de tratamiento con pembrolizumab tienen una supervivencia de cinco años o más”, ha explicado Edward B. Garon, profesor de Medicina en la Universidad de California, en Los Ángeles, y autor principal del estudio.

Keynote 001 comenzó su reclutamiento en 2011, por lo que muchos de los pacientes habían recibido tratamiento sistémico o terapias dirigidas. El trabajo ha contado con la participación de 550 pacientes con cáncer de pulmón no microcítico, de los cuales 101 no habían recibido tratamiento previo. En el inicio de la investigación todos los participantes recibieron 2 mg/kg de peso corporal de pembrolizumab cada tres semanas o 10mg/kg. Sin embargo, en los últimos años el protocolo fue modificado para suministrar una dosis única de 200 mg cada tres semanas, algo que coincide con el régimen habitual en la práctica clínica.

Los pacientes fueron seguidos durante una mediana de 60,6 meses. En ese punto, el 18 por ciento de los participantes continuaban vivos. Además, entre los que no habían recibido terapia previa el 23 por ciento estaban vivos a los cinco años en comparación con el 15,5 por ciento de los que sí habían sido tratados.

Expresión de PD-L1 y más supervivencia en cáncer de pulmón

Los pacientes que mostraban niveles más altos de PD-L1 mostraban una mayor supervivencia:  entre los que no recibieron tratamiento previo el 29,6 por ciento con una expresión de PD-L1 del 50 por ciento o superior seguían con vida a los cinco años en comparación con el 15,7 con una expresión menor.

Además, en los pacientes tratados, el 25 por ciento de los que tenían niveles de PD-L1 del 50% o superiores continuaban vivos frente al 12,6 de los que tenían una expresión del 1 al 49 por ciento. Sólo el 3,5 por ciento de los que mostraban niveles menores del 1 por ciento continuaban vivos a los cinco años.

Entre los pacientes que recibieron la inmunoterapia tras un tratamiento previo, el 42 por ciento mostraron respuestas con una duración mediana de 16,8 meses y en aquellos que comenzaron la terapia con pembrolizumab el 23 por ciento presentó respuestas con una duración mediana de 38,9 meses.

La seguridad de la terapia es consistente con el perfil de seguridad de pembrolizumab Entre los participantes, el 17 por ciento sufrieron efectos adversos, y de ellos el más común fue el hipotiroidismo.

“Estos datos confirman el potencial de pembrolizumab en la mejora a largo plazo de los resultados para pacientes que habían y que no habían recibido tratamiento previo con cáncer de pulmón no microcítico avanzado”, ha concluido Garon. Según él es necesario comprender mejor qué pacientes serán los más beneficiados de recibir la inmunoterapia y para ello es necesario estudiar qué relación se establece entre el sistema inmune y el tumor cuando los pacientes responden a la inmunoterapia.

The post La inmunoterapia eleva de forma significativa la supervivencia en cáncer de pulmón avanzado appeared first on Diariomedico.com.