La inteligencia artificial determina si un quiste pancreático es benigno

Un nuevo test, que combina el análisis de datos moleculares y genéticos con información de la historia clínica del paciente, busca identificar mejor qué quistes pancreáticos no terminarán en un cáncer.

El sistema se denomina CompCyst (del inglés análisis integral de quiste) y se ha probado en un estudio multicéntrico con 862 pacientes, bajo la coordinación de un equipo del Centro del Cáncer Kimmel en la Universidad Johns Hopkins, encabezado por Bert Vogelstein. Este equipo lleva años investigando en el test.

Según Vogelstein, la prueba permitiría evitar la cirugía en un 70% de los pacientes con quistes que no son precursores de cáncer. Los resultados de la investigación se publican esta semana en Science Translational Medicine.

Los quistes pancreáticos son relativamente frecuentes –los presenta un 8% de los mayores de 70 años-, suelen detectarse de forma incidental en un 3% de los individuos que se someten a un TC por motivos ajenos al páncreas. La mayoría resultan benignos, pero algunos producen mucina, proteína que puede derivar en un adenocarcinoma ductal pancreático. Este tumor es la tercera causa de muerte por cáncer, en gran parte debido a que suele detectarse en estadios avanzados.

Distinguir los quistes precancerosos de las lesiones benignas resulta problemático: no todas las neoplasias productoras de mucina progresan a cáncer, y con frecuencia estos pacientes acaban en una intervención quirúrgica innecesaria. Se estima, de hecho, que un 25% de los pacientes que reciben una intervención quirúrgica por quistes pancreáticos tenían lesiones benignas.

Como ha subrayado en una rueda de prensa uno de los investigadores de este estudio, Chris Wolfgang: “No tenemos un método preciso que nos diga de manera fidedigna si debemos resecar los quistes inmediatamente o bien si basta con observarlos de forma activa, de cara a intervenciones futuras”. Básicamente, la decisión sobre las neoplasias quísticas mucinosas se toma basándose en los datos aportados por la imagen, el análisis del líquido quístico, los síntomas y el juicio clínico.

TC de quiste pancreático.

No obstante, la cirugía debería reservarse solo para aquellos pacientes en los que realmente se sabe que se obtendrá un beneficio, ha continuado Wolfgang. “En los pocos pacientes cuyos quistes evolucionan a cáncer, el beneficio preventivo es claro, supera con creces los riesgos de la cirugía, porque sabemos que es un tumor con una mortalidad cercana al 90% una vez que se desarrolla”.

Para mejorar esa detección, ComCyst aúna datos sobre mutaciones, proteínas y otros marcadores de los quistes, combinados con la información aportada por pruebas de imagen y por el historial clínico de los pacientes. En palabras de otro de los investigadores, Marco Dal Molin, no se buscaba “reemplazar todo el conocimiento derivado de los datos clínicos y de la imagen por pruebas moleculares, sino integrarlo todo”.

El estudio que avala este test se ensayó con datos (imagen, anatomía patológica, del fluido) de quistes pancreáticos de 862 pacientes, todos sometidos a cirugía, procedentes de 16 centros en todo el mundo. Se dividieron en tres grupos: los quistes que no tenían potencial de progresar a un cáncer y por lo tanto no necesitan seguimiento periódico; las neoplasias mucinosas, con cierto riesgo de derivar en malignidad, y que requieren seguimiento, y un tercer grupo con en el que se recomienda la cirugía inmediata por la alta probabilidad de convertirse en cáncer.

Otras lesiones precancerosas, como el esófago de Barrett, podrían beneficiarse de este tipo de pruebas

Mediante técnicas de inteligencia artificial enseñaron al sistema a leer los marcadores y clasificar a los pacientes en alguno de los tres grupos. Primero lo probaron con 438 enfermos, después evaluaron el programa con otros 426. “El manejo clínico actual identificó correctamente al 19% de los pacientes con quiste benigno, mientras que el test lo hizo en el 60% de ese grupo”, ha comentado Dal Molin. En el caso de los pacientes con quistes mucinosos sin un grado alto de displasia ni de cáncer invasivo, la aplicación detectó el 48,6%, frente al 34,3%, y el 90,8% que necesitaba cirugía frente al 88,8%.

Sobre estas cifras, el científico ha afirmado que en general el uso de la plataforma habría evitado la cirugía en un 60% de los pacientes que se incluyeron en este estudio.

Específico para los quistes benignos

Anne Marie Lennon, directora de la Clinica Multidisiciplinar de Quistes Pancreáticos, ha añadido que “lo que no queríamos era dar de alta a alguien que podría tener un cáncer o un quiste productor de mucina. Así que desarrollamos específicamente una prueba con una especificidad muy alta para identificar a los quistes que no producen mucina, y no tienen riesgo de desarrollar cáncer. Y creo que, como médico, es muy importante, porque entonces puedes sentarte con tu paciente y afirmar: “Sí, podemos decir con una especificidad del 99% que tiene un quiste que puede descartarse con seguridad y que no es necesario seguir”.

Con todo, los investigadores reconocen que el test deber validarse aún en la clínica. Vogelstein calcula que podría estar disponible en la Johns Hopkins dentro de los siguientes meses para continuar con esta investigación, como paso previo a una potencial aprobación de la agencia reguladora FDA. “Esperamos poder aplicar CompCyst en el estudio de miles de pacientes con quistes, seguirlos, se les aconseje o no cirugía, y determinar así cómo funciona la prueba en la vida real”.

Volgestein ha añadido, durante la rueda de prensa, que este sistema de detección podría aplicarse en principio en cualquier otra condición precancerosa, como, por ejemplo el esófago de Barrett. “El riesgo de sufrir un cáncer esofágico en un  paciente con esófago de Barrett es mucho mayor que en la población general, pero ahora mismo es muy difícil determinar cuál de esos pacientes desarrollará el cáncer”. El especialista ha recordado que el seguimiento de estos individuos requiere endoscopias periódicas y que las pruebas histológicas son imperfectas en estos casos.

The post La inteligencia artificial determina si un quiste pancreático es benigno appeared first on Diariomedico.com.