La liberación controlada de fármacos se expande más allá del cáncer

El Palacio de Congresos de Valencia ha acogido la 46ª Reunión Anual de la Controlled Release Society (CRS), la sociedad científica más relevante a nivel mundial en liberación controlada de fármacos, incluyendo nanomedicina, y que reúne a un amplio espectro de profesionales: especialistas en ingeniería, farmacia, medicina, química, biología y biotecnología procedentes del sector académico, investigador y también industrial.

El evento ha puesto de relieve que este enfoque, que ya ha sido ensayado con gran éxito en cáncer, sigue extendiendo sus aplicaciones a otras patologías, como aquellas que se benefician de los fármacos biológicos.

Aplicación en oncología

Según María José Alonso, presidenta de la CRS y catedrática de Tecnología Farmacéutica de la Universidad de Santiago de Compostela, el ámbito más destacado donde se maneja la liberación controlada de fármacos es el cáncer, ya que “sin duda, es de las patologías que más necesita fármacos más eficaces y seguros”.

En este sentido, añade, la nanotecnología aporta algo que no tiene la mayoría de los fármacos anticancerígenos: la llegada a la diana terapéutica para así disminuir los efectos adversos y aumentar la eficacia.

Además de su manejo en diversos tipos de cáncer, para María Jesús Vicent, investigadora jefa del Laboratorio de Polímeros Terapéuticos del Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) y presidenta del Comité Científico, es destacable que se centra actualmente en “en esas fases muy avanzadas donde los tumores ya no son capaces de ser atacados con la tecnología existente”.

Vicent hace hincapié en que se están llevando a cabo nuevas aproximaciones terapéuticas, (inmunoterapia, medicina personalizada o aproximaciones de combinación), “donde sí podemos abordar estas patologías”. Estas nuevas tecnologías abordan principalmente “la modulación del sistema immune de forma controlada para el desarrollo de terapias frente tumores muy agresivos o enfermedades autoinmunes”.

En esta línea, la conferencia ha tenido dos sesiones muy interesantes con expertos en el campo de inmunoterapia tanto académicos, como Ralph Weissleder, Krishnendu Roy o Helena Florindo (colaboradora del grupo de Vicent), como de la industria, con nombres como Jack Borrok (Medimmune), Luis Brito (Moderna), Heinrich Haas (Biontech) o Derek O’Hagan (GSK), entre otros. 

Auge de la nanomedicina gracias a los biológicos

Alonso sostiene que nos encontramos en un momento muy importante para la nanomedicina, ya que los fármacos biológicos (anticuerpos monoclonales, terapia génica…) “no pueden funcionar adecuadamente a menos que dispongan de un vehículo capaz de transportarlos“. Por ello, añade, “diría que todas las patologías tratables con los nuevos fármacos biológicos se van a beneficiar de la nanomedicina”.

Aparte del cáncer, las expertas también resaltan los avances en áreas como las enfermedades autoinmunes, las pediátricas y las neurológicas.

A modo de ejemplo, desde el Laboratorio de Polímeros Terapéuticos dirigido por Vicent en CIPF se han presentado trabajos en sistemas capaces de transportar fármacos y combinaciones al cerebro para el tratamiento tanto de Alzheimer como de tumores pediátricos o metástasis cerebrales.

Sistemas biodegradables

Además, se ha tratado el diseño de sistemas de transporte basados en polipéptidos, completamente biodegradables y seguros para el paciente, capaces de llevar anticuerpos, proteínas o combinaciones de fármacos a su sitio de acción “aumentando su eficiencia en cáncer de próstata o de mama metastásico y afecciones de la piel como la psoriasis”.

Para Vicent, el principal reto se resume en una frase: “Cuánto más simple, mejor…porque llega más rápido al paciente”. En su opinión, entender muy bien la patología y la tecnología debe ayudar a hacer más fácil y económico el transporte del fármaco, lo cual redundará en mayor beneficio para todos los pacientes. Y todo ello con la colaboración traslacional de los actores implicados en ese desarrollo, incluida la industria farmacéutica y los clínicos que atienden al paciente.

Necesidad de financiación

Pero como recuerda Alonso, la traslación de los resultados de investigación en el laboratorio al ser humano siempre es muy complicada de prever y, por ello “es necesario hacer mayor esfuerzo y financiar más la investigación traslacional, la cual nos permita llegar más rápido al paciente”.

Vicent coincide plenamente en esa necesidad. En particular este tema también se ha tratado en la conferencia en sesiones interactivas centradas en innovación donde participaron desde académicos-emprendedores (Christine Allen), la Agencia Valenciana de Innovación (AVI), Columbus Venture Capital y la industria farmacéutica (Boehringer Ingelheim), o centradas en el paciente con participación de clínicos como Alfonso Berrocal (Hospital General de Valencia) y pacientes como Peter Kapitein o Andrew Warrington.

The post La liberación controlada de fármacos se expande más allá del cáncer appeared first on Diariomedico.com.