La OMC pone cifras a las trabas del médico autónomo

La Organización Médica Colegial (OMC) lleva años denunciando las duras condiciones de los médicos que trabajan en la privada por cuenta propia, pero en julio de este año fue cuando puso cifras al problema de los facultativos autónomos. Con las respuestas de más de 1.400 médicos, 1.200 de ellos adscritos a alguna aseguradora, la encuesta puso de manifiesto que un 37,7% de los autónomos que tiene relación con alguna de estas empresas no tiene un contrato por escrito, sino un acuerdo verbal (legal según el Código Civil).

Además, la OMC denunció que un 22,7% de los profesionales afirman que han sido presionados con la exclusión del cuadro médico de no aceptar nuevas condiciones por parte de las aseguradoras. Entre esas medidas están establecer el pago capitativo, de modo que el médico asume todo el riesgo del acto se complique más o menos (75%), y dejar de atender a mutualistas para centrarse sólo en los asegurados con pólizas privadas (43%).

Además, el 45% de los médicos denuncia que se ha topado con obstáculos a su labor asistencial, principalmente con la falta de autorización de tratamientos o bien trabas administrativas o excesivo formalismo en los procedimientos. Y un 40% de los participantes afirma que se les ha impuesto prestar los servicios a través de los centros de las aseguradoras. En cuanto a honorarios, casi el 70% de los médicos indican que los baremos no han cambiado (un 34% señala que sí han subido y un 32%, que han ido a la baja). Además, un 40% de los participantes dicen que se les ha negado el abono de consultas sucesivas o revisiones, que tienen un precio más reducido que la consulta.

El sondeo de la OMC reveló que el 37,7% de los autónomos vinculados a aseguradoras no tiene un contrato por escrito, sino un acuerdo verbal

La OMC ha denunciado que estas prácticas desvirtúan la relación médico-paciente y que al final son aseguradoras y grupos hospitalarios los que marcan las condiciones, en detrimento de los médicos realmente autónomos. Por ello, han reclamado que se redacte un código de buenas prácticas entre todos los agentes implicados para mantener el actual sistema o bien ir hacia un nuevo modelo.

Aseguradoras consultadas por DM matizaron que las supuestas trabas son consecuencia de actos que no corresponden a criterios clínicos o que necesitan más justificación, o bien se deben a las diferentes condiciones de las pólizas contratadas.

Además, según la encuesta, los médicos autónomos tienen una media de edad que sobrepasa los 56 años, con 23 años de ejercicio a sus espaldas. Esto ha hecho alertar a la OMC de que, de no mejorar las condiciones, se va a perder el 40% de los médicos de las aseguradoras en una década.

Convenio

Como una especie de coda de esta encuesta, la OMC y la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) firmaron a principios de noviembre un acuerdo para crear el autodenominado Observatorio de la Profesión Médica en Sanidad Privada, una suerte de promontorio ético “con el objetivo de defender el libre ejercicio y la dignificación de los profesionales que lo ejercen”, en palabras de Serafín Romero, presidente de la OMC. En la misma línea, Cristina Contel, presidenta de ASPE, aseguró en el momento de la firma que esta iniciativa permitirá saber “qué centros y qué profesionales ponen obstáculos a la buena relación que queremos promocionar”.

El observatorio, paritario, estará compuesto por cinco miembros de cada una de las organizaciones firmantes, y será presidido por la OMC. La secretaría quedará en manos de ASPE.

The post La OMC pone cifras a las trabas del médico autónomo appeared first on Diariomedico.com.