La OMC se suma a las críticas de falta de transparencia en la desescalada

Profesión
nuriamonso
Plan para conocer las secuelas de la Covid-19 en los médicos
Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC) (Mauricio Skrycky)
Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC) (Mauricio Skrycky)

La Organización Médica Colegial (OMC) se ha unido a las críticas de las comunidades sobre la falta de transparencia a la hora de decidir qué autonomías pasan de una fase a otra en la desescalada.

Mientras el ministro de Sanidad, Salvador Illa, apuntaba este pasado domingo que se publicarán los informes de la desescalada cuando todas las autonomías hayan pasado a cada una de las fases para evitar "carreras", el presidente de la OMC, Serafín Romero, ha instado a la Administración a que los criterios se hagan explícitos "para aclarar las decisiones" y evitar discrepancias políticas en un momento en el que la profesión pide unión.

"Conocemos algunos, como la densidad de población, la capacidad de hacer pruebas diagnósticas, las residencias, los recursos humanos... me parece muy bien, pero a mí como andaluz me puede preocupar por qué en País Vasco hay libertad de movimiento entre provincias y en Andalucía no, cuando están en la misma fase".

Los médicos buscan un acuerdo en el Interterritorial para garantizar que los MIR de último año se mantendrán en plantilla como especialistas durante la desescalada

Los médicos han apuntado que quieren estar más implicados en la toma de decisiones, lamentando que, exceptuando alguna iniciativa puntual, en general han intervenido "para corregir" medidas que se han tomado (como la situación de los MIR de último año o el debate sobre el retorno de los profesionales contagiados) en lugar de ser consultados.

Respecto a los residentes, la OMC espera por una parte mediar entre el Ministerio de Sanidad y los candidatos al MIR 2020 para conseguir limar asperezas ante la polémica elección telemática, que los aspirantes creen que les ofrece pocas garantías, y, por otra, conseguir que los R4 y R5 se mantengan en las plantillas en condiciones de igualdad.

"Creemos que se puede conseguir un acuerdo en el Consejo Interterritorial, que se reúne todos los lunes, para permitir que todo este personal se quede ya como especialistas durante la desescalada, el tiempo que se estime oportuno, para que se haga con todas las garantías", ha apuntado Romero, criticando por otra parte que, como es habitual, en recursos humanos cada autonomía vaya por su cuenta, con algunas ofreciendo contratos de seis meses, otras de un año y otras sin planes de renovación.

Por otra parte, la OMC va a seguir trabajando para estudiar las dimensiones de los efectos de la pandemia en la profesión médica.

Para ello, pondrá en marcha por una parte un sondeo  y por otra un plan de acción desde los colegios para que sean los propios médicos los que den a conocer sus necesidades.

Las acciones irán en tres sentidos: el jurídico (por las reclamaciones a las que seguramente se enfrentarán los profesionales), el profesional-laboral, para conseguir el reconocimiento de la Covid-19 como enfermedad profesional y atender las secuelas psicológicas, y la protección social, pensando tanto en las familias de los médicos fallecidos como en los galenos que tengan secuelas físicas.

Mascarillas defectuosas

Romero ha aclarado también que la querella que el Consejo General de la OMC ha planteado poner ante el Gobierno por las mascarillas defectuosas (que otras organizaciones como el Consejo General de Enfermería o CESM han presentado ya por su cuenta) debe ser aprobado aún en Asamblea General, donde además surge la dificultad añadida de que el voto electrónico no está recogido formalmente en los estatutos.

Serafín Romero, presidente de la OMC, lamenta que no se conozcan todos los criterios para pasar de fase en la desescalada. Off Nuria Monsó. Madrid Profesión Off