La proteína PIF1, implicada en la reparación del ADN en situaciones concretas

Investigadores delLlaboratorio de Reparación del ADN y enfermedades Humanas del Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (Cabimer) y de la Universidad de Sevilla han publicado en la revista Cell Reports un estudio para entender cómo se repara el ADN en determinadas circunstancias.

“El ADN es la molécula que lleva la información genética y sufre cambios debido a la propia vida celular. Si esos cambios no se revierten, no se reparan, la información queda cambiada, se produce una mutación que puede comprometer la vida o la función de la célula”, ha explicado a DM Pablo Huertas Sánchez, Profesor Titular de Genética de la Universidad de Sevilla e investigador principal del Grupo de Reparación del ADN y enfermedades humanas del Cabimer.

El objetivo ha sido determinar las proteínas necesarias para la reparación del ADN que no se encuentra en su forma típica de estructura de doble hélice. “En concreto, hemos descubierto que una proteína, PIF1, participa en deshacer una estructura del ADN, llamada cuartetos de guanina, como paso previo a su reparación”, ha apuntado Huertas.

Cuartetos de guanina, el objetivo

El estudio se basa en un trabajo previo en el que analizaron cómo afectan a la reparación del ADN todos y cada uno de los genes humanos (Lopez-Saavedra et al 206). En la lista de factores importantes que encontraron estaba PIF1. “En este segundo trabajo –comenta el investigador- hemos analizado en detalle la función molecular de PIF1. Primero, observando cómo reparaban las células cuando eliminamos la acción de PIF1. Después, basándonos en lo que se conocía de esta proteína, empezamos a analizar cómo es la reparación del ADN en células en las que los cuartetos de guanina se estabilizan con el uso de fármacos”. Observaron que estos tratamientos disminuían la capacidad de reparar el ADN de las células. La combinación de estos fármacos con la falta de actividad de PIF1 demostró que ambos eventos están relacionados.

Los resultados son interesantes desde un punto de vista de la generación de conocimiento. Teniendo en cuenta que la reparación del ADN está íntimamente relacionada con el desarrollo del cáncer, que esta relación se explota en muchos tratamientos anti-tumorales y que los fármacos que estabilizan cuartetos de guanina se están probando como antitumorales, “nuestro trabajo abre posibilidades para entender mejor cómo van a funcionar estos tratamientos y cómo implementarlos de manera óptima”, ha asegurado.

Estructuras diferentes

Lo normal hasta ahora era centrarse en los mecanismos de reparación que afectan al ADN en su conformación típica de doble hélice. “En este trabajo hemos encontrado por primera vez factores que son específicos de estructuras del ADN atípicas, como los cuartetos de guanina”.

El siguiente paso consiste en entender si PIF1 sólo está implicado en la reparación de zonas con cuartetos de guanina o también en reparar otras estructuras atípicas del ADN, además de explorar en sistemas celulares el efecto combinado de los fármacos que estabilizan los cuartetos de guanina en combinación con otros fármacos antitumorales que alteran el ADN.

The post La proteína PIF1, implicada en la reparación del ADN en situaciones concretas appeared first on Diariomedico.com.