La proteómica se hace hueco en el diagnóstico de patología infecciosa

Dentro de las aplicaciones de la proteómica destaca un trabajo sobre candidiasis, donde el actual reto será poder diferenciar las fases invasivas y no invasivas para mejorar el diagnóstico de esta patología.