La salud laboral, más perjudicada que nunca en el Día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo

Profesión
aliciaserrano
Coronavirus
La pandemia del coronavirus ha dejado en evidencia la prevención de riesgos laborales y la seguridad y salud de los trabajadores, según la Asociación Especialistas en Enfermería del Trabajo (AET).
La pandemia del coronavirus ha dejado en evidencia la prevención de riesgos laborales y la seguridad y salud de los trabajadores, según la Asociación Especialistas en Enfermería del Trabajo (AET).

El Día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo se celebra hoy con el foco puesto en el número de profesionales sanitarios contagiados en esta pandemia, que en España asciende a 37.994 casos (datos del 27 de abril), lo que supone el 18,14% del total de casos con PCR positivo y el porcentaje más alto del mundo.

La pandemia del coronavirus ha dejado en evidencia la prevención de riesgos laborales y la seguridad y salud de los trabajadores, según Araceli Santos, presidenta de la Asociación Especialistas en Enfermería del Trabajo (AET).

No en vano, la Covid-19 se ha cobrado la vida de 24 médicos, 4 enfermeros y 12 farmacéuticos en activo en nuestro país. La falta de EPI y la distribución de material defectuoso, ha resultado determinante para que España esté a la cabeza del mundo en número de sanitarios contagiados, “de los que en alrededor del 60 por ciento son profesionales de Enfermería”, estima Satse.

Consecuencias psicosociales derivadas de la Covid-19

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ya está pidiendo a los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales que den un paso adelante y se preparen para las consecuencias psicosociales y trastornos de gran parte de la población tras la pandemia.

“Se esperan alteraciones en la población en general y sobre todo en profesiones que han vivido con gran presión esta pandemia, como policías, sanitarios, militares, transportistas, dependientes de supermercados, etc. La mayoría de estos trabajadores han vivido situaciones extremas y han visto morir a muchos conciudadanos en condiciones horribles desde la impotencia de no poder ayudarles. En estas situaciones el miedo, el estrés y la ansiedad generan -a posteriori y si no se tratan- episodios de miedo patológico, estrés emocional, pánico a contagiarse, agorafobia...”, explica Santos.

Protocolos para detectar casos

Santos añade que desde un punto de vista de la prevención, es preciso establecer unos protocolos para hacer una detección precoz de los casos y facilitarles una atención temprana.

Pero para ello, los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales van a necesitar más recursos. “Esta pandemia va a cambiar muchas cosas y los servicios de prevención de riesgos laborales deben ser más fuertes, estar mejor dotados y ser capaces de devolver a la sociedad la tranquilidad y la confianza”, indica la presidenta de la AET.

En su opinión, en esta pandemia las administraciones no están valorando los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales, “pero como no cuenten en adelante con nosotros y con los científicos, condenarán a toda una sociedad a la incertidumbre, al desasosiego y a la vulnerabilidad”.

Falta de previsión y EPI adecuados

En esta pandemia no ha habido (y sigue sin haber) equipos de protección individual (EPI) suficientes "porque no se ha dado importancia a los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales", dice Santos. En su opinión, la Enfermería debería estar en la línea decisoria, y no en la sombra como ocurre ahora. Precisamente por ello, en esta situación de crisis de salud pública sin precedentes, están fallando muchas cosas, como la falta de EPI, y se está viendo que los ratios de enfermera-paciente no son los adecuados, como ya veníamos denunciando”.

Con motivo del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, el sindicato enfermeros también se ha sumado a las reivindicaciones de la OIT, ante la que ya denunció hace semanas la grave situación que se está viviendo en España al no contar los profesionales sanitarios con los suficientes equipos de protección que garanticen su salud y seguridad, así como la de las personas de su entorno.

Riesgos laborales como eje vertebrador

Por su parte, Satse Madrid se muestra muy crítico con la labor desarrollada por la administración, autonómica y estatal. "Los profesionales ni trabajamos ni hemos trabajado de una forma segura, saludable y mucho menos digna. La falta de test y EPI, unidos a la inacción de las autoridades, han permitido que la seguridad en muchos centros de trabajo sea hoy inexistente ya que seguimos expuestos la Covid-19”, dicen desde el sindicato enfermero.

“No podemos seguir acudiendo a la Ley de Prevención de riesgos laborales como un simple requerimiento normativo con el que cumplir de cara a la Inspección de Trabajo ya que la prevención de riesgos laborales debe ser eje vertebrador de nuestros centros sanitarios. Solo contando con trabajadores sanos, protegidos y valorados, con ratios adecuados de pacientes se puede garantizar la seguridad de los madrileños. La prevención de riesgos laborales debe ser una realidad y no solo una intención”, concluye.

La OIT está pidiendo a los Servicios de Prevención de Riesgos Laborales que se preparen para las consecuencias psicosociales y trastornos de gran parte de la población tras la pandemia, donde los sanitarios serán de los más afectados. coronavirus Off Alicia Serrano Profesión Off