La TAR roza la perfección con gran eficacia y barrera genética con cero resistencias

Con un diagnóstico y tratamiento apropiado, los pacientes con VIH pueden tener una esperanza (y calidad) de vida equiparable a la de la población general. No obstante, las investigaciones revelan que tienen un riesgo más elevado de sufrir comorbilidades relacionadas con la propia patología, el tratamiento y la edad. De ahí que los tratamientos antirretrovirales (TAR) evolucionen hacia regímenes menos tóxicos y más sencillos.

A lo largo de tres décadas de epidemia de VIH/sida, la investigación farmacológica transformó una enfermedad letal en una infección crónica, pero no se ha quedado ahí, se ha enfrentado a nuevos retos terapéuticos: “Superada la necesidad de salvar la vida de los pacientes, de toxicidades graves como la lipodistrofia, y de poder disponer de opciones de tratamiento cuando la terapia de inicio fracasa, se inició una nueva era, en la que se ha prestado atención a aspectos como la durabilidad, la elevada barrera genética, la reducción de toxicidades e interacciones, la simplicidad y la posibilidad de un inicio inmediato del tratamiento”, ha expuesto Santiago Moreno, del Hospital Ramón y Cajal de Madrid en el encuentro “La redefinición del éxito terapéutico en el VIH: ¿Por qué y cómo?” organizado por Gilead Sciences.

‘Biktarvy’, nueva aprobación

Por su parte, Josep María Llibre, del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, ha valorado el papel de la reciente introducción de Biktarvy en este paradigma de perfeccionamiento del tratamiento.

Este régimen de comprimido (bictegravir 50 mg/emtricitabina 200 mg/tenofovir alafenamida 25 mg; BIC/FTC/TAF) único diario contiene una nueva integrasa, bictegravir, no necesita potenciador y presenta un bajo perfil de interacciones medicamentosas.

Como ha detallado Llibre, aportando datos de los estudios clínicos realizados para su aprobación, el fármaco consigue que el 90% de los pacientes alcancen supresión virológica en 8 semanas, y presenta una alta barrera genética, con 0 resistencias, tampoco se han asociado eventos cardiovasculares a su utilización y los pacientes manifiestan una menor sintomatología neuropsiquiátrica que los tratados con DTG/ABC/3TC1,10.

En este sentido, Llibre ha indicado que “la llegada de Biktarvy facilita la decisión del prescriptor por tratarse de un fármaco con alta eficacia, alta barrera a las resistencias y un destacado perfil de seguridad en comparación con el resto de alternativas. Hablamos de un régimen de pastilla única siendo el tercer agente un nuevo inhibidor de la integrasa que no necesita potenciador y que presenta un bajo riesgo de interacciones medicamentosas, facilitando la vida de médicos y pacientes”.

The post La TAR roza la perfección con gran eficacia y barrera genética con cero resistencias appeared first on Diariomedico.com.