La terapia celular adoptiva es eficaz en una rara infección del encéfalo

La terapia celular adoptiva ha demostrado ser eficaz en un ensayo clínico en fase II para leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP), una infección rara y con frecuencia mortal que presentan a veces los pacientes con cáncer y otras enfermedades en las que se encuentra el sistema inmunológico está comprometido.
 
El estudio, dirigido por Katy Rezvani, del Centro del Cáncer MD Anderson de la Universidad de Texas, mostró una mejoría notable en tres pacientes con LMP a los que se infundieron células T donadas dirigidas al virus BK. Los hallazgos se publican en The New England Journal of Medicine.

Los resultados de este estudio preliminar demostraron que el virus BK, un patógeno similar al virus JC que causa la la leucoencefalopatía multifocal progresiva, sirve de base de una terapia potencialmente viable. Ambos poliomavirus llevan el nombre de las iniciales de los pacientes en los que se identificaron por primera vez.

“Los virus JC y BK son genéticamente similares y comparten proteínas que pueden ser atacadas por el sistema inmunológico”, expone Rezvani. “Debido a estas similitudes, planteamos la hipótesis de que los linfocitos T modificados contra el virus BK también pueden ser efectivos contra la infección por el virus JC“.

El equipo de Rezvani generó células T específicas para el virus BK: a partir de células de donantes sanos, estableció un banco de linfocitos T y modificó aquellos histocompatibles con los pacientes del ensayo que modificaron en la sala blanca para obtener los linfocitos contra el virus BK.

Uno de los tres pacientes (1) del ensayo tenía leucemia mieloide aguda y había recibdo un trasplante de sangre de cordón umbilical; otro de ellos (2) sufría policitemia vera, y el otro paciente (3) tenía sida, había interrumpido el tratamiento debido a los efectos secundarios y no podía caminar.

“Después de la infusión de células T específicas para el virus, los pacientes 1 y 3 tuvieron una mejoría clínica con una reducción significativa del virus JC en su líquido cefalorraquídeo”, dijo Rezvani. “Ambos pacientes respondieron a pesar de la inmunodeficiencia de células T persistente, lo que apoya el concepto de que la respuesta fue mediada por la terapia celular adoptiva, y no hubo reacciones relacionadas con la infusión“.

El paciente 1 recibió dos infusiones adicionales, y a los 27 meses desde la primera infusión nose detectaron signos de leucoencefalopatía. El paciente 2 recibió una segunda infusión que redujo aún más la carga del virus JC, pero no se observó ninguna mejora adicional. Falleció ocho meses después de la primera infusión. El paciente 3 recibió infusiones adicionales que resultaron en la eliminación completa del virus JC. El paciente ha recuperado la movilidad, y nueve meses después de la primera infusión, puede caminar con un bastón.

“Estamos esperanzados en que las células T específicas para virus BK histocompatibles puedan proporcionar una terapia para la leucoencefalopatía multifocal progresiva”, dijo Rezvani. “Se necesitan estudios más amplios para determinar la tasa de éxito, la durabilidad y los eventos adversos a más largo plazo con este tratamiento”.

The post La terapia celular adoptiva es eficaz en una rara infección del encéfalo appeared first on Diariomedico.com.