La terapia dirigida con entrectinib muestra resultados prometedores en tumores pediátricos con indicación agnóstica

El estudio fase I/II Startrk-NG muestra resultados positivos de la terapia dirigida entrectinib en niños y adolescentes con tumores sólidos recurrentes o refractarios con y sin fusiones de los receptores de tirosina quinasa neutrófico (NTRK), ROS1 o quinasa del linfoma anaplásico (ALK), según se ha puesto de manifiesto en la la Reunión Anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology, ASCO), que se está celebrando en Chicago.

Según ha explicado a DM Elena Garralda, investigadora principal del Grupo de Desarrollo Clínico Precoz de Fármacos del Instituto de Oncología Valle de Hebrón de Barcelona, quien ha investigado el potencial de entrectinib en adultos, este estudio se ha realizado al observar en adultos que determinadas alteraciones marcan el comportamiento del tumor, independientemente de dónde se localicen. “En los tumores con indicación agnóstica ya tenemos bastante más experiencia con este y otros fármacos. La FDA ya ha aprobado otro fármaco para tumores agnósticos con fusiones de NTRK y ya tiene los datos de entrectinib para su estudio. Si se llega a aprobar en Europa será el primer fármaco que se apruebe de manera agnóstica“.

Entrectinib es un inhibidor selectivo de la tirosina quinasa diseñado para inhibir la actividad quinasa de las proteínas TRK A/B/C y ROS1, cuyas fusiones activadoras impulsan la proliferación en ciertos tipos de cáncer.

De esta forma, Startrk-NG,  un estudio fase I/II abierto de escalado de dosis y expansión, ha evaluado la seguridad y eficacia de entrectinib en niños y adolescentes sin opciones de primera línea curativas, con tumores sólidos extracraneales recurrentes o refractarios o tumores primarios en el Sistema Nervioso Central (SNC), con o sin fusiones TRK, ROS1 o ALK.

El estudio ha contado con la participación de 29 niños y adolescentes de entre 4,9 meses a 20 años (con una edad mediana de 7 años) con tumores sólidos recurrentes o refractarios, y ha evaluado la respuesta al tratamiento 28 pacientes. Del total estudiado se identificó que 11 tenían tumores con fusiones NTRK, ROS1 o ALK y un neuroblastoma ALK F1174L mutado 

Los resultados señalan que entrectinib redujo los tumores en todos los niños y adolescentes con tumores sólidos con fusión positiva NTRK, ROS1 o ALK (11 de 11 pacientes), incluidos dos pacientes que lograron una respuesta completa: un tumor primario del SNC con fusión NTRK positiva y otro con un tumor miofibroblástico inflamatorio ALK positivo. De los 11 pacientes, cinco presentaban tumores primarios de alto grado en el sistema nervioso central (SNC) presentaron una respuesta objetiva, incluido un paciente con una respuesta completa.

Además, nueve pacientes presentaron respuestas parciales, concretamente en cuatro tumores sólidos primarios en el SNC con fusiones NTRK, ROS1 y ALK y en cinco tumores extracraneales. La duración mediana de la terapia para los respondedores con fusión confirmada fue de 10,51 meses (de 3,8 a 17,7 meses), y el tiempo medio de respuesta fue de 1,89 meses (1 a 1,9 meses).

Según Garralda, la importancia del estudio radica en la traslación de que una observación realizada en adultos tiene impacto en la población infantil. “Si sigue por el mismo camino se reproducirán los resultados observados en adultos, porque son datos más maduros, lo que permitirá que estas terapias lleguen antes de lo habitual a la población pediátrica”. De esta manera los resultados apuntan a un cambio de paradigma puesto que “se abre un camino” en el tratamiento pediátrico de ciertas alteraciones y existe la oportunidad de realizar estudios en niños.

The post La terapia dirigida con entrectinib muestra resultados prometedores en tumores pediátricos con indicación agnóstica appeared first on Diariomedico.com.