“La única forma de resolver la crisis de AP es con negociación sindical”

Tiene sus objetivos claros, y que los médicos de atención primaria tengan un número máximo de pacientes por día es uno de ellos. Ramón Barreiro Paz es el nuevo presidente de CESM en Galicia y se ha propuesto convencer a los profesionales de que la crisis en el primer nivel asistencial “sólo se resolverá a través de la negociación sindical”. Reconoce que CESM pudo equivocarse a la hora de conectar con las preocupaciones del colectivo, pero apuesta por recuperar su confianza. También la coalición con O’Mega, el otro sindicato médico con representación en Galicia, es una prioridad para él. Y hace una llamada a los jóvenes para que pasen a primera línea y se impliquen en la lucha sindical.

Ramón Barreiro

Pregunta. ¿Qué objetivos se plantea CESM Galicia en esta nueva etapa?
Respuesta. CESM siempre está en la lucha de los intereses de los facultativos y para dignificar su actividad profesional, no sólo de los médicos, también de los farmacéuticos, bioquímicos, biólogos…, porque nosotros representamos a todos. Seguiremos insistiendo en que hay que acabar con los agravios que sufrimos con respecto a otras comunidades autónomas en las condiciones retributivas y laborales. El Servicio Gallego de Salud (Sergas) debe tenernos en cuenta a la hora de planificar, y las plantillas tienen que estar bien dimensionadas, en función a las necesidades. Hay que conseguir reducir las insoportables agendas de los médicos de primaria y que tengan un número máximo de pacientes por día. Y no podemos olvidar los recortes económicos y sociales que hemos sufrido por la recesión económica, porque las recuperaciones que se han producido han sido mínimas.

P. Los profesionales de primaria se han puesto al frente de las movilizaciones en el primer nivel. ¿Han sido CESM y los demás sindicatos complacientes con la Administración?
R. No hemos sido complacientes ni poco beligerantes. Llevamos muchos años advirtiendo a la Administración de que esto iba a pasar, de que iba a haber deficiencias de personal en primaria. Sí hemos pensado, no obstante, que la huelga no es la única manera de reivindicar, porque nuestro talante es negociador, como, en general, el de los médicos. Apostamos por dialogar e intentamos sensibilizar a la Administración con los problemas de los profesionales.

P. Los hechos indican que los profesionales no comparten su estrategia y prefieren hacer las cosas por su cuenta.
R. Reconozco que quizás nos hemos equivocado a la hora de gestionar esta crisis y que no hemos sabido llegar bien a las preocupaciones de los facultativos. Tenemos que ganarnos de nuevo su confianza, porque la forma de resolver la crisis de primaria es a través de la negociación sindical. Los movimientos asamblearios no han sido especialmente resolutivos; es verdad que han provocado una reacción, pero no se han producido avances importantes. Lo lógico y razonable es que estas luchas se hagan a través de los sindicatos.

“Reconozco que quizás nos hemos equivocado a la hora de gestionar la crisis de primaria y que no hemos sabido llegar bien a las preocupaciones de los facultativos”

P. Pero las últimas elecciones sindicales han provocado que ninguno de los sindicatos médicos esté en la mesa sectorial. ¿Cómo van a trabajar desde fuera?
R. Buscaremos nuevas vías de diálogo con el Sergas, bien a través de la negociación directa, bien en los distritos sanitarios con las gerencias.

P. Una de las lecturas que se hicieron de esas elecciones es que la ruptura con O’Mega pasó factura a las dos organizaciones. ¿Cómo están ahora las relaciones?
R. Ni bien ni mal, no existen. La idea de nuestro comité ejecutivo es limar asperezas; para nosotros es una prioridad reeditar la coalición, que es la única manera de que los facultativos estén en la mesa sectorial. Está claro que los resultados de las elecciones fueron malos porque nos presentamos por separado. También es muy importante conseguir que los médicos jóvenes se impliquen y cojan protagonismo. Hay muchos afiliados, pero suelen ser reacios a ponerse en primera línea: necesitamos savia nueva y un amplio soporte social de cara al futuro.

Aunque ya no estemos en la mesa sectorial, buscaremos nuevas vías de diálogo con el Sergas, a través de la negociación directa o en los distritos sanitarios con las gerencias

P. ¿Es necesario un nuevo plan de recursos humanos?
R. Es esencial. Daría un diagnóstico y es muy fácil de hacer, porque el Sergas sabe perfectamente cuántos profesionales se van a jubilar. Hay que motivar a los profesionales con condiciones dignas; siempre decimos que médicos hay, pero que están en la privada o fuera. Asimismo, debemos dimensionar las convocatorias MIR: se han incrementado las de primaria y Pediatría, porque el agua nos llega al cuello en estas especialidades, pero en otras va a pasar lo mismo. No se han adecuado las convocatorias a las necesidades.

P. CESM firmó en su día el acuerdo de carrera profesional. ¿Cómo reciben la sentencia que dice que hay que generalizar la carrera?
R. Firmar ese acuerdo fue uno de los puntos de desacuerdo con O’Mega. Nosotros firmamos porque favorecía a un grupo muy amplio y dejaba la vía abierta para recurrir. Ha salido la sentencia porque había un acuerdo; sin él, no habría habido carrera para nadie, ni tampoco sentencia, así que la recibimos con mucha alegría. Eso sí, lamentamos que algo que es de justicia haya que tenido que llegar de los tribunales.

The post “La única forma de resolver la crisis de AP es con negociación sindical” appeared first on Diariomedico.com.