La vacuna contra el virus de Zika podría emplearse para tratar el glioblastoma

¿Podría una vacuna frente al virus de Zika ser la base para un tratamiento contra el cáncer cerebral? Esta es la premisa de la que ha partido un grupo internacional de investigadores. Durante la epidemia por el virus, aprendieron que el patógeno infecta sobre todo a las células progenitoras neurales en el feto, causando microcefalia, y pensaron que esa capacidad infectiva podría servir para actuar sobre las células madre del glioblastoma, puesto que ambos tipos celulares comparten propiedades.

Los virólogos Pei-Yong Shi, de la Universidad de Texas en Galveston, y virólogo Cheng-Feng Qin de la Academia China de Ciencias Médicas Militares en Pekín, junto con el biólogo Jianghong Man, del Centro Nacional de Análisis Biomédico, también en la capital china, han dirigido unas investigaciones sobre esta posibilidad hasta desarrollar con éxito una vacuna basada en el virus de Zika que puede acabar con células madre del cáncer cerebral humano implantadas en ratones. Los científicos afirman, en un estudio que se publica en mBio, que esta vacuna viva y atenuada del virus podría ser la base para una nueva opción en este cáncer.

En un trabajo anterior, Shi y otros científicos en la Universidad Washington en Saint Louis, demostraron que el virus Zika atacaba y eliminaba efectivamente las células madre de glioblastoma, que son el origen de las recurrencias en estos tumores, cultivadas en el laboratorio y en un modelo de ratón con el cáncer. Además, no atacaba con la misma eficacia a las células cerebrales diferenciadas y sanas.

El primer objetivo del equipo fue determinar si había una forma segura de administrar la vacuna con el virus de Zika. De esta forma, elaboraron un prometedor candidato vacunal basado en el virus vivo atenuado (ZIKV-LAV), que ha demostrado seguridad y eficacia en la protección contra la infección frente a ratones y primates no humanos.

Cuando el equipo inyectó el candidato vacunal en el cerebro de los ratones, no observaron daño neurológico. El siguiente paso era demostrar si se podría infectar y destruir las células madre de glioblastoma derivadas de pacientes humanos en modelo de ratón. Para ello, emplearon células madre tumorales de dos pacientes que combinaron con ZIK-LAV; los ratones que recibieron las células madre directamente desarrollaron tumores rápidamente, mientras que los que recibieron la vacuna con las células, experimentaron un freno en el crecimiento del tumor; también prolongaron el tiempo medio de superviviencia de los animales hasta unos 50 días, comparados con los 30 días de los que no recibieron la vacuna.

Finalmente, el equipo investigó los mecanismos celulares por los que el virus de Zika modificado acababa con las células tumorales. Así, comprobaron que el virus desencadenaba una fuerte respuesta antiviral en las células, lo que provocaba inflamación y, finalmente, muerte celular.

Qin dice que quizás, en el futuro, los pacientes reciban la vacuna contra el virus de Zika al mismo tiempo que la cirugía para “favorecer que los virus ataquen y eliminen a las células madre del glioblastoma”. De momento, están trabajando en nuevas pruebas de seguridad de este candidato con el objeto de poder iniciar ensayos clínicos.

The post La vacuna contra el virus de Zika podría emplearse para tratar el glioblastoma appeared first on Diariomedico.com.