“La vulneración de derechos del recién nacido está normalizada”

“He sido crítica con la dirección de la Sociedad Española de Neonatología (SENeo) y por eso he decido presentar una lista a la renovación de la junta directiva de la sociedad, por coherencia”. De este modo Carmen Rosa Pallás, Keka, como la llama todo el mundo, jefa de Neonatología del Hospital 12 de Octubre, de Madrid, explica la motivación que le ha movido a liderar una de las dos candidaturas que los 700 neonatólogos de la SENeo podrán votar el próximo 3 de octubre. El otro candidado es Manuel Sánchez Luna, jefe de Neonatología del Hospital Gregorio Marañón, de Madrid.

La prioridad para los dos profesionales es conseguir que Neonatología sea un área de capacitación específica, una ACE. “La ACE de Neonatología nos parece esencial para estar en sintonía con otros países de nuestro entorno, donde ya está reconocida como subespecialidad o como especialidad”. Admite que hay un camino muy avanzado para que se produzca ese paso: “No hay una oposición dentro de la profesión a que Neonatología sea una ACE, algo que sí ocurre con otras formaciones médicas que aspiran a ese reconocimiento. Es más creo que una vez que obtengamos esa categoría se podrá abrir el camino al mismo reconocimiento para otros ámbitos de la Pediatría, como cuidados intensivos pediátricos, cardiología infantil… Así se regularizaría la atención al menor, reconociéndole los mismos derechos que hoy tiene el adulto en cuanto a la asistencia sanitaria“.

El tema de los derechos del recién nacido preocupa mucho a Pallás, que afirma con contundencia que en la asistencia médica “la vulneración de los derechos del recién nacido está normalizada”. Y pregunta, “¿es normal que haya ocho pacientes en una misma habitación?” La facultativa responde que así es como todavía se encuentrar muchos recién nacidos que, además, “si no presentan ninguna patología al nacer, no son considerados pacientes, aunque sí lo son sus madres, lo que influye, y mucho, en la asignación de recursos”.

En las maternidades, los nacidos sanos no son pacientes, se reconocen como acompañantes, por eso no se les tiene en cuenta en la asignación de recursos

La candidata a presidir la SENeo asegura que “el recién nacido tiene poca visibilidad desde el punto de vista social y de manejo y distribución de recursos. En las maternidades, los nacidos sanos no son pacientes, se reconocen como acompañantes, por eso no se les tiene en cuenta en la asignación de recursos, solo se tiene en cuenta a sus madres. Esta situación es absolutamente injusta, pues los niños necesitan mucho tiempo y recursos, solo teniendo en cuenta la cantidad de cribados neonatales a los que se someten…“.

También hay una violación del derecho del recién nacido o una discriminación en relación a la atención sanitaria del adulto, porque a los profesionales que los atienden no se les exige que sepan de la patología infantil en concreto. Es decir, Pallás explica que en la oferta pública de empleo (OPE) de los servicios sanitarios autonómicos “solo se ofertan plazas de Pediatría, de modo que a las unidades específicas de Neonatología pueden llegar pediatras expertos en alergias infantiles, por ejemplo“.

En Castilla y León y en Cataluña han hecho convocatorias específicas para Neonatología

Ante esa realidad, la facultativa añade que la profesión se autorregula de algún modo para dar la mejor atención al niño.”En Castilla y León y en Cataluña sí han hecho convocatorias específicas para Neonatología. La Comunidad de Madrid ha anunciado que en la próxima OPE también incluirá plazas para neonatólogos, pero hasta ahora solo ha habido convocatorias generales de Pediatría, aunque este problema no es exclusivo de Neonatología”.

Esto nos lleva a hablar de la desigualdad entre comunidades autónomas en la atención sanitaria del recién nacido. “Creo que la SENeo debe implicarse en que la atención de recién nacido sea equitativa entre comunidades autónomas, porque ahora existe mucha desigualdad. Son nuestro futuro y es esencial que cada niño tenga todos los recursos para desarrollarse bien“.

Otro ámbito en el que la neonatóloga cree que debe implicarse la sociedad científica es en favorecer que “el niño nazca en el nivel asistencial que le corresponde y eso en España no ocurre”. Señala que “el problema es la Administración no lo está haciendo bien y es algo sencillo. El diagnóstico prenatal puede anticipar muchos problemas y con ese dato se puede derivar ya a la madre al mejor sitio. Así que creo que desde la SENeo debemos ayudar a que esto sea así, porque es salud para el niño”.

¿Más propuestas? “Tenemos que romper las parecedes de los hospitales para favorecer la movilidad de los neonatólogos y así contar con profesionales mejor entrenados, que mantengan sus habilitades más allá de los casos que habitualmente lleguen a su hospital”.

La ética en la relación con la industria

Para concluir, Pallás apunta un tema de enorme complejidad y polémica entre los profesionales sanitarios y, además, de actualidad: la relación de los médicos con la industria.”Quiero conseguir que la sociedad científica cumpla con las normas de buenas praxis en su relación con la industria. Debemos desarrollar un marco ético que regule esa relación de la SENeo con la industria”. Pero, ¿no existe ya ese marco? ¿no está el Código Deontológico de la OMC, como código de la profesión? Pallás responde: “Tu visitas las web de las sociedades y puedes ver cuál es la política que rige en cada una. Todo esto debe de quedar más claro, pero sé que esto lleva su tiempo”.

La cosa no acaba aquí, en la web www.kekandidatura.com, el equipo de Keka tiene detallada sus propuestas.

 

The post “La vulneración de derechos del recién nacido está normalizada” appeared first on Diariomedico.com.