Las enfermeras de Vinaròs recurren su procesamiento por homicidio imprudente

Están encausadas de homicidio por imprudencia profesional. Las dos enfermeras han quedado como únicas presuntas responsables de la muerte de la niña, de 20 meses que llegó al Hospital Comarcal de Vinaròs a la una de la tarde de un nefasto 13 de noviembre de 2018. En el mismo auto, los cuatro facultativos, tres médicas y un médico de urgencias, investigados en el proceso han quedado fuera de la causa. El juez señala que la primer médica hizo una indicación correcta del tratamiento que debía recibir la niña, y el resto intervinieron ya cuando el daño estaba hecho. 

Todo queda recogido en un auto, con fecha de 23 de octubre y que ha sido recurrido por los abogados de las dos enfermeras. Han presentado recurso de apelación y de reforma, así tendrán que pronunciarse tanto el juzgado instructor como la Audiencia Provincial de Castellón. La familia de la niña, defendida por el abogado Rubén Darío Delgado, de Atlas Abogados y Avinesa, no ha recurrido la resolución. En su escrito de acusación, Darío Delgado solicita para la primera enfermera 4 años de prisión y 6 de inhabilitación. 

El supuesto error en el que incurrió la enfermera fue el de poner dos botes de medicamentos  en lugar de uno, confundiendo así la velocidad y con la cantidad

El despacho de Fornes Abogados ha llevado la defensa judicial de los médicos investigados en el proceso y que han quedado fuera de todo cargo. Según ha podido saber DM, SegurCaixa, la aseguradora de la Administración sanitaria de Valencia, en la parte penal -pues esta comunidad carece de seguro de responsabilidad patrimonial-  ha consignado ya la cantidad de 142.595,60 euros para afrontar la más que posible indemnización que se derivaría de una condena penal. La cantidad sale de aplicar las tablas del baremo de tráfico. 

Los hechos que se están investigando en esta primera fase de instrucción, comenzaron cuando la paciente llegó al hospital con un cuadro de vómitos y diarrea. La médico que la atendió le diagnosticó “un cuadro leve de gastroenteritis y deshidratación” y acordó una pauta de medicamentos intravenosa. 

Un error fatal 

Dejó por escrito la indicación médica, que fue de “500 ml de Glucosalino 1/3 + 40 ml de Glucosado al 50%”La preparación de esta medicación requería vaciar la botella de 500 mililitros del Glucosalino, en un tercio para rellenar ese espacio con el Glucosado al 50%. La dispensación de esa botella de medicación intravenosa debía entrar en el cuerpo de la niña a una velocidad de 250 mililitros la primera hora y la segunda hora debían cambiar el goteo a una velocidad de 125 mililitros la hora.

Pues bien, la enferma encargada de preparar la medicación y una de las procesada en el caso confundió la indicación de la facultativa. Puso dos botella con dos goteos, en lugar de una. La primera fue de 500 ml de “Glucosalino 1/3” e hizo que entrara en el cuerpo de la niña a una velocidad de 40 ml/h y otra botella de suero de “Glucosado al 50%” a una velocidad de  250ml/h la primera hora.

El supuesto error en el que incurrió la enfermera fue el de poner dos botes de medicamentos  en lugar de uno, confundiendo así la velocidad y con la cantidad. De forma que al poner el Glucosado a 250 ml/h y siendo los sueros de este medicamento de 100ml, aparentemente le pasaron a la menor 2 sueros y medio en una hora. 

El auto dictado por el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Vinaròs señala que la primera enfermera “preparó a la niña un cóctel potencialmente mortal”, que incrementaba considerablemente la cantidad de glucosa. La sanitaria dejó preparada la medicación y empezó a ponérsela a la paciente a las 14:45. A las 15:00 la primera enfermera salió de su turno y entró la otra procesada, que no modificó la medicación. La niña comenzó a convulsionar a las 14:00 horas, entró en un coma hiperglucémico y un fallo multiorgánico del que no la pudieron sacar los médico que intervinieron. 

La paciente pasó de tener un índice de glucemia en sangre de 77 a 1.738, en una hora. El auto del juzgado procesa a las dos enfermeras porque actuaron con “un absoluto desconocimiento de su lex artis y de la técnica y ciencia aplicable a su profesión”. 

Ahora, el proceso judicial continua. Tras los recursos de las enfermeras habrá que esperar a que se pronuncie la Audiencia Provincial de Castellón. También cabe esperar el recurso de la Fiscalía en el que detalle  la pena que considera aplicable en este caso. En ese momento, el juzgado penal asignado para ver el juicio oral del caso empezará a hacer su trabajo. Los pronósticos más optimistas sobre los siempre inciertos tiempos judiciales apuntan a febrero como el mes posible para comenzar el juicio.  

 

 

 

The post Las enfermeras de Vinaròs recurren su procesamiento por homicidio imprudente appeared first on Diariomedico.com.