Las farmacias de Cataluña comienzan hoy a distribuir mascarillas gratis

Política y Normativa
carmentorrente
Crisis sanitaria
Ciudadana con mascarilla. / COF de Barcelona.
Ciudadana con mascarilla. / COF de Barcelona.

Mientras Sanidad se da un plazo de 48 horas para fijar el precio de las mascarillas, otras Comunidades Autónomas han pasado ya a la accción. Es el caso de Cataluña, donde sus 3.227 farmacias empezarán a distribuir desde este lunes 1 millón y medio de mascarillas a la población (450 mascarillas por farmacia). La primera unidad será gratuita presentando la tarjeta sanitaria individual.

Se trata de la primera entrega de la partida de 14 millones de mascarillas que la Generalitat ha anunciado que distribuirá a través de la red de farmacias de Cataluña. 

En un primer momento, la Administración lo había anunciado para el 14 de abril, pero el Consejo catalán de COF advirtió que, dados los días festivos de Semana Santa, que era inviable, y llamaba a los ciudadanos a la calma. Esa calma la sigue pidiendo ahora, cuando solicita a los ciudadanos que no rompan su confinamiento solo por salir a comprar mascarillas.

Orígenes del proyecto

Esta campaña, denominada Mascareta /Salut, está apoyada por el Departamento de Salud de la Generalitat, y se enmarca en su origen en un proyecto liderado por el Consejo de COF de Cataluña, conjuntamente con otros agentes de la cadena del medicamento –Hartmann, Fedefarma, Alliance Healthcare, Cofares y Hefame–, y un grupo de trabajo de la Cámara de Comercio de Barcelona.

El objetivo que plantea este proyecto es dar respuesta a una necesidad derivada del proceso gradual de levantamiento del confinamiento -la utilización generalizada de mascarillas-, en un momento en el que hay baja disponibilidad de este producto.

Cuántas mascarillas por persona

Inicialmente, el número máximo de mascarillas que se podrán dispensar será de 1 mascarilla por persona y, en función de la disponibilidad futura de stock, se podría ampliar el número máximo de mascarillas y modificar el periodo de dispensación, hasta haber distribuido el total de 14 millones de mascarillas con las que cuenta la campaña, variación que se comunicaría en su momento. En cualquier caso, será necesario que el usuario presente la tarjeta sanitaria individual.

Durante la vigencia de la campaña, la primera mascarilla dispensada a ciudadanos se entregará gratuitamente, a cargo del Servicio Catalán de Salud, sin ninguna aportación del ciudadano o ciudadana. Una vez dispensada la primera mascarilla, los usuarios podrán acceder a sucesivas dispensaciones de mascarillas, de acuerdo con los criterios establecidos, abonando 0,76€ por mascarilla, que se corresponde con el precio fijado para la campaña por parte del Departamento de Salud, sin que la distribución ni las oficinas de farmacia tengan ningún margen de beneficio. Al margen de esta campaña, si un ciudadano quiere disponer de más mascarillas, la farmacia le proveerá a precio de mercado si dispone de existencias.

También en la Comunidad Valenciana

Cataluña no es la única autonomía que se ha adelantado al Gobierno y ha seguido la propuesta que el Consejo General de COF hizo a la Administración de ofrecer la red de de 22.071 farmacias españolas para distribuir mascarillas de forma gratuita.

Así, también lo ha hecho la Comunidad Valenciana, como ya publicó CF, y los COF canarios y extremeños lo están negociando con sus administraciones.

En el caso de la Comunidad Valenciana, la semana pasada el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, anunció un acuerdo para que la Administración distribuya gratuitamente a través de las oficinas de farmacia mascarillas a mayores de 65 años y otros colectivos de riesgo.

Mascarilla sanitaria de tejido de tres capas

El Consejo catalán de COF está difundiendo pósteres con información sobre cómo debe utilizarse la mascarilla y cuál es su función.

  • Como precaución estándar, barrera. En ningún caso su uso sustituye las principales medidas higiénicas, como el lavado de manos frecuente, o taparse la boca y la nariz con la parte interna del codo, o con pañuelos de un solo uso en caso de toser o estornudar, ni las medidas de distanciamiento social.
  • Para mantener la asepsia. Diseñada para impedir que los agentes infecciosos presentes en el tracto respiratorio se contagien a otros.
  • Antes de su uso o manipulación, desinfectar las manos con una solución hidroalcohólica durante 30 segundos, o lavar las manos con agua y jabón durante 50 segundos.
  • Coger la mascarilla en su parte central, sin tocar la capa interior.
  • Fijar la mascarilla en la nariz ajustando la pieza nasal realizando una leve presión.
  • No debe retirarse para hablar, toser, etc...
  • Colocar las gomas por detrás de las orejas.
  • Ajustar la mascarilla entre la barbilla y nariz asegurándo de que no hay espacios entre la cara y la mascarilla.
  • Se debe cuidar su uso. Después de ser utilizada, si está en buenas condiciones (no humedecida o con pérdida de consistencia) doblar la mascarilla con la parte externa hacia el interior y guardarla en un recipiente cerrado. Cuando ya no se pueda volver a utilizar, doblar la mascarilla con la parte externa hacia el interior y depositarla en un recipiente cerrado para su deshecho.
  • Después de retirar la mascarilla, desinfectar las manos con una solución hidroalcohólica durante 30 segundos, o lavar las manos con agua y jabón durante 50 segundos.
  • Con elevada capacidad de filtración. Protege frente partículas en suspensión. Con pieza nasal y cintas elásticas de poliéster y algodón para su sujeción en las orejas. Cumple con los requerimientos de la Normativa Europea EN 14683 sobre mascarillas sanitarias — Tipo II.

 

La red de 3.227 farmacias catalanas empezará a distribuir este lunes 1 millón y medio de mascarillas a la población (450 por farmacia). La primera mascarilla será gratuita presentando la tarjeta sanitaria. Off Carmen Torrente Villacampa Profesión Farmacia Comunitaria Política y Normativa Política y Normativa Profesión Off