Las pacientes de mama cuentan con un escuela terapéutica

Complementar la atención profesional a lo largo del proceso del cáncer de mama, fomentar el papel activo de las pacientes, favorecer la cohesión y el enriquecimiento del equipo en un ámbito más participativo y humanizar la asistencia es parte de un proyecto que busca acompañar a la mujer con cáncer de mama durante todo el proceso de la enfermedad. Esta iniciativa es la Escuela de Pacientes de Cáncer de Mama puesta en marcha por la Unidad de Patología Mamaria del Hospital Ramón y Cajal, de Madrid.

La escuela está dirigida y coordinada por Belén Mazarrasa Marazuela, del Servicio de Cirugía Plástica, y Belén Alonso Álvarez, del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación, junto a las enfermeras de las consultas de Cirugía Plástica Inmaculada García Montes y Beatriz Gimeno Sabater.

La Escuela de Pacientes con cáncer de mama sigue las líneas estratégicas del Plan de Humanización de la Asistencia Sanitaria 2016-1019, de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Su objetivo es ofrecer a la paciente con cáncer de mama toda la información disponible sobre la enfermedad, su abordaje terapéutico o la reconstrucción mamaria, pero sin olvidar aspectos sobre alimentación, ejercicio físico, cuidados de la piel y siempre teniendo en cuenta la salud emocional a través de un contacto cercano de los profesionales sanitarias con las pacientes.

Cinco promociones

Por la escuela ya han pasado cinco promociones y se ha tratado a más de 60 pacientes a lo largo de este año. El programa tiene una duración de tres meses que incluye sesiones formativas cada 15 días, que se llevan a cabo en el propio hospital, impartidas por un equipo multidisciplinar formado por médicos, enfermeras y fisioterapeutas.

En las sesiones las pacientes reciben información acerca del diagnóstico y tratamiento médico, quirúrgico y cuidados en enfermería del cáncer de mama, la reconstrucción mamaria, los cuidados de la piel, la importancia de la dieta, el ejercicio físico, la fertilidad, la sexualidad y la pareja.

Además, se alternan talleres educativos de relajación, impartidos por una psicóloga clínica, la práctica de ejercicios guiados por fisioterapeutas, un taller de maquillaje y un espacio de encuentro entre profesionales y pacientes que permite la puesta en común de dudas o inquietudes y el intercambio de experiencias en el grupo. De esta forma se busca crear una suerte de comunidad en los grupos de mujeres para que unas se conviertan en referentes de las otras y puedan poner en común sus vivencias.

Hábitos de vida

En la Escuela de Pacientes con Cáncer de Mama colaboran también la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) y la Fundación Stanpa, una organización sin ánimo de lucro, que apoyan a mujeres con cáncer, ayudándolas a mejorar su autoestima con el programa internacional Ponte guapa, te sentirás mejor.

La Escuela de Pacientes de Cáncer de Mama ha ofrecido a las pacientes la información necesaria para realizar mejoras en sus hábitos y estilos de vida, así como formación para cuidar sus heridas y sus drenajes. Además de experiencias, consejos prácticos y apoyo emocional, las mujeres practican deportes en grupo -marcha nórdica- como actividades lúdicas.

Las pacientes formadas e informadas en la Escuela de Pacientes de Cáncer de Mama acuden menos a las urgencias y son más resolutivas en su autocuidado, conociendo los signos de alarma ante complicaciones -linfedemas e infecciones-. En definitiva, se ha conseguido pacientes con más herramientas para participar en la autogestión de su proceso y, por tanto, más independientes.

The post Las pacientes de mama cuentan con un escuela terapéutica appeared first on Diariomedico.com.