Las prestaciones de servicios para la dependencia generan 158.000 empleos

Las prestaciones de servicios para la atención a la dependencia supusieron la creación de 158.000 puestos de trabajo de calidad, según el estudio Impacto económico del gasto público en el sistema español de cuidados a largo plazo, un trabajo que se ha presentado en las XXXIX Jornadas de Economía de la Salud, celebradas la pasada semana en Albacete y organizadas por la Asociación de Economía de la Salud (AES).

En la investigación, realizada en el Departamento de Análisis Económico y Finanzas de la Universidad de Castilla-La Mancha por los investigadores Raúl del Pozo, Fernando Bermejo y Pablo Moya, se calcula el impacto económico de los cuidados de larga duración en términos de creación de empleo y producción o valor añadido.

Los datos miden en términos económicos “lo que gasta el Estado, lo que gastan las comunidades autónomas y lo que pagan los usuarios”, según explica Del Pozo. Lo que se descubrió es que en el ejercicio estudiado, 2012, hubo un gasto de 7.200 millones de euros que se tradujo en la creación de entre 155.000 y 158.000 puestos de trabajo, incluyendo aquí los empleos directos, indirectos e inducidos.

Distintas prestaciones

Pero además se ha detectado que las prestaciones de servicios generan más empleo que las prestaciones económicas.

Las prestaciones de servicios son aquellas derivadas de la Ley de Dependencia que incluyen conceptos como la ayuda a domicilio o centros de día, diferente de las prestaciones económicas en las que se da el dinero a la familia para que lo destine a lo que prefiera ligado a la situación de dependencia.

“Las prestaciones de servicios se distribuyen en los salarios y la Seguridad Social, y las económicas se destinan a capital”, señala Del Pozo, quien indica que las prestaciones de servicios generan un empleo “más potente” y de “más calidad” que si la atención la presta alguien de la familia. “Esto quiere decir que invertir en dependencia genera empleo”.

Por ejemplo, en el año estudiado se restringieron las prestaciones económicas, lo que permitió comprobar que se consolidaba la creación de empleo. Los investigadores están ahora a la espera de nuevos datos que permitan comprobar la evolución del impacto económico y de empleo en cuanto se revirtieron esas restricciones.

Impuesto de sucesiones

En cuanto a la financiación de la dependencia, el catedrático de Economía de la Universidad Pompeu Fabra, de Barcelona, Guillem López-Casasnovas, defiende recaudar sobre las transmisiones, en el impuesto de sucesiones, y también sobre la tenencia, con un impuesto que grave el patrimonio de las personas jurídicas no afectando a la actividad económica, y que la recaudación se destine de forma finalista a financiar el sistema de atención a la dependencia.

En su propuesta explica que, para afrontar los retos del futuro, hay que considerar los dos lados del presupuesto “por responsabilidad”, con “equilibrio presupuestario, eficiencia y equidad” tanto de los ingresos como de los gastos, y “desde una óptica de priorizar colectivos y seleccionar servicios”.

The post Las prestaciones de servicios para la dependencia generan 158.000 empleos appeared first on Diariomedico.com.