Los 44.000 profesionales infectados llevan a CSIF a ampliar su querella contra Sanidad

Profesión
franciscogoiri
Tercera ampliación de su denuncia ante el TS

El Tribunal Supremo no da abasto para acoger las querellas y demandas de los profesionales sanitarios contra el Ministerio de Sanidad por su gestión de la pandemia. El dato, conocido hoy, de que los profesionales infectados rozan ya los 44.000 ha llevado a la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) a ampliar la denuncia que presentó en febrero contra el departamento de Salvador Illa por la falta de material de protección.

Aunque el sindicato de funcionarios fue uno de los más madrugadores a la hora de judicializar la gestión ministerial de la pandemia, el suyo ha sido sólo el primero de un rosario de requerimientos profesionales ante el Alto Tribunal. El pasado mes de abril, la propia CSIF amplió su primera demanda con una segunda denuncia por las tristemente famosas máscarillas fake de la empresa Garry Galaxy, que el ministerio distribuyó entre las comunidades, y esa misma denuncia fue también interpuesta por el sindicato CESM y por el Consejo General de Enfermería de España.

Previamente, a finales de marzo, la propia CESM presentó otra demanda ante la sala Contencioso-administrativo del TS contra Sanidad por "incumplir su obligación de proveer a los profesionales sanitarios del material de protección necesario". La denuncia de CESM tuvo consecuencias -al menos teóricas-, porque menos de un mes después, el TS ordenó al Gobierno que adoptase "todas las medidas a su alcance" para dotar de material de protección al personal sanitario frente a la Covid-19.

En ésta, su tercera ampliación de querella, los servicios jurídicos de CSIF están "recabando testimonios de personal que se ha visto afectado por el uso de material defectuoso, que se ha traducido en un alarmante incremento de contagios entre el personal de sanidad". De hecho, el anuncio oficial de la nueva ampliación de la querella se ha hecho público minutos después de que el Ministerio de Sanidad comunicase que el número oficial de profesionales sanitarios infectados ha marcado un nuevo récord, con 43.956 contagiados.

asdgasdas

A las querellas contra el Gobierno central, CSIF suma diferentes denuncias presentadas en tribunales autonómicos para conseguir el reconocimiento de los contagios por Covid como enfermedad profesional -en línea con lo que, también hoy mismo, ha exigido la Organización Médica Colegial (OMC)-. A ello, el sindicato de funcionarios tiene previsto sumar "miles de reclamaciones" ante la Seguridad Social para que se incrementen entre un 30 y un 50% las diferentes prestaciones a los trabajadores, "por haber contraído la enfermedad por falta de material preventivo".

A la falta de material de protección, CSIF añade el "alarmante déficit de personal", y recuerda que, según los últimos datos de la Seguridad Social -también conocidos hoy-, en abril se contrató a un total de 23.328 personas para el sector sanitario. La central argumenta que esa cifra está muy alejada de los 50.000 que el ministerio anunció en su momento para reforzar la asistencia durante la pandemia.

Off Off