Los colegios gallegos arremeten contra el Sergas por su deficiente planificación

Limitar el número de pacientes no urgentes que pueden ser atendidos a diario es responsabilidad del médico, y ese límite debe ser fijado con criterios exclusivamente profesionales. Ésta es la esencia del posicionamiento unánime que ha hecho la Comisión Deontológica del Consejo Gallego de Colegios de Médicos, que, además, cuestiona duramente las declaraciones de responsables del Servicio Gallego de Salud (Sergas) en las que responsabilizan a los médicos de un posible incremento de las listas de espera si se fijan esos límites.

Como casi todos los conflictos que vive últimamente la sanidad gallega, el origen de este posicionamiento está en la dimisión unánime de los jefes de servicio de Vigo y la cuestionada reforma de primaria aprobada por el Sergas. Fueron los propios jefes de Vigo quienes formularon una petición de amparo al Consejo General de Colegios de Médicos, que la remitió al Colegio de Pontevedra, y éste, a su vez, la elevó al consejo colegial galllego. José Luis Jiménez Martínez, presidente del Colegio de Orense y del consejo, matiza que, al posicionamiento de la Deontológica de este órgano, se sumará en breve otro del propio colegio pontevedrés, “dados los muchos matices locales que existen en este tema”.

Según la Deontológica, es obligación de la Administración, y no del médico, hacer una correcta planificación de las necesidades

Según el posicionamiento de la Deontológica gallega, “el tiempo necesario para cada acto médico debe ser fijado por el criterio profesional del médico, en base a las necesidades individuales de cada paciente”, y la Administración sanitaria “no puede obligar al médico a realizar su actividad profesional sin el tiempo necesario para que ésta se desarrolle en condiciones idóneas”. Más que la potestad de limitar su agenda, “que lamentablemente no le corresponde”, lo que sostenemos, dice Jiménez Martínez, es que “es responsabilidad ética y deontológica del médico hacerlo, y que no son admisibles intromisiones de ningún tipo en esa responabilidad”.

Aunque el documento no fija un límite concreto de pacientes, el presidente del consejo afirma que “hay muchas variables a tener en cuenta”, pero concreta que “una cifra estándar admisible podría situarse en los 30 pacientes diarios, para que, al menos, pudieran dedicarse 10 minutos a cada uno, y todo ello valorando siempre los casos concretos. En ningún caso, podríamos irnos a los 50 ó 60 que tienen algunos colegas”.

Soluciones oficiales

La Deontológica también deja claro que “es obligación de la Administración, y no del médico, buscar soluciones para que todos los pacientes puedan ser atendidos en tiempo y forma, con los recursos humanos proporcionales a la demanda y con los cambios organizativos que sean necesarios para ello”.

En este contexto, el consejo gallego tiene muy claro que “las medidas adoptadas hasta este momento por el Sergas son insuficientes para afrontar la situación actual y la de los próximos años, tanto en primaria como en los hospitales”.

The post Los colegios gallegos arremeten contra el Sergas por su deficiente planificación appeared first on Diariomedico.com.