home Salud Los costes sociales, grandes desconocidos aún por medir

Los costes sociales, grandes desconocidos aún por medir

No solo se trata de que el dinero vuelva convertido en dinero. Más allá de los costes directos, los indirectos (tiempo de los pacientes, desplazamientos, días de trabajo perdidos, etc.) son importantes. De hecho, sus cifras suelen ser más abultadas que las de los costes directos.

A modo de ejemplo, y según se presentó en el 21 Congreso de Hospitales, cada euro invertido en el abordaje integral de la artritis reumatoide (AR) generaría un retorno social de 3,16 euros. Esta es la principal conclusión del informe SROI-AR, desarrollado por la Fundación Weber con la colaboración de la Coordinadora Nacional de Artritis (ConArtritis), y promovido por Lilly.

Para la elaboración del trabajo, un grupo multidisciplinar de expertos en AR ha definido lo que sería el abordaje ideal de la enfermedad dentro del Sistema Nacional de Salud. El informe ha evaluado el impacto clínico, asistencial, económico y social del abordaje ideal de la AR en comparación con el abordaje actual, e incluye 22 propuestas de mejora divididas en tres categorías (diagnóstico, artritis reumatoide precoz y artritis reumatoide establecida) que, de implantarse, obtendrían el citado retorno social, según Álvaro Hidalgo-Vega, presidente de la Fundación Weber y profesor de Economía de la Universidad de Castilla-La Mancha.

En términos absolutos, el retorno social que se obtendría con la implantación de estas 22 propuestas ascendería a 913 millones de euros, una cifra que triplica la inversión necesaria para su puesta en marcha, que es de 289 millones de euros. Además, se ha evaluado la viabilidad y la rentabilidad de cada una de ellas con gestores de las distintas comunidades autónomas. “Se les han presentado las medidas para conocer en qué grado estaban implantadas o eran implantables en su comunidad”, ha explicado Hidalgo-Vega.

Las 22 propuestas se desglosan en 5 relacionadas con el área de diagnóstico, 7 aplicables en pacientes con menos de 2 años desde el diagnóstico y 10 para pacientes con 2 o más años desde el diagnóstico.

Cada euro invertido en el abordaje integral de la artritis daría un retorno social de 3,16, según un trabajo de la Fundación Weber

Según explican algunos de los participantes en el trabajo, “el retorno es mayor cuanto más precoz es el abordaje de la patología”, afirma María Merino, responsable del área de Investigación de Resultados en Salud de Weber. Además, “algunas medidas son extremadamente sencillas, como dar un folleto explicativo a los pacientes”.

Fármacos

Otras medidas quizá resulten más complejas de poner en marcha, dado que requieren la intervención de muchos:“Un paciente con AR que toma un fármaco biológico tiene que venir todos los meses al hospital a por él, en ocasiones realizando grandes desplazamientos”, explica Federico Díaz González, del Servicio de Reumatología del Hospital Universitario de Canarias, en Tenerife.

A su juicio, “sería posible, por ejemplo, darle viales suficientes para tres meses a cambio de que podamos medir sus resultados en términos de mejora de salud del paciente”.

Y es que, a juicio de Hidalgo-Vega, “siempre hablamos de que necesitamos más recursos y tiempo, pero lo realmente necesario es un cambio de mentalidad”. Tal y como puntualiza Álvaro Bonet, gerente del Departamento Clínico-Malvarrosa, de Valencia, “lo más importante son los cambios organizativos”.

The post Los costes sociales, grandes desconocidos aún por medir appeared first on Diariomedico.com.