Los farmacéuticos de AP reclaman su papel en las medidas de desescalada

Profesión
gemasuarez
Covid-19
Ángel Mataix, presidente de Sefap.
Ángel Mataix

La Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria (Sefap) ha elaborado el documento La Farmacia de Atención Primaria del Sistema Nacional de Salud en la salida de la pandemia: propuestas y reflexiones.

En el texto se recogen "propuestas sobre áreas de trabajo en las que poner el foco en las próximas semanas, pero, a la vez, iniciar una reflexión sobre hacia dónde debe evolucionar la farmacia de Atención Primaria (AP) del futuro: poblaciones prioritarias a las que dirigir su actividad, y áreas de trabajo en las que este colectivo tiene que seguir avanzado y profundizando por su valor, bien como apoyo a profesionales de la Medicina y la Enfermería o a los servicios de salud en general, bien por su contribución directa a la mejora de los resultados en salud y del bienestar de las personas", ha declarado Teresa Molina, coordinadora del documento.

Fase postaguda

Las sugerencias para la fase postaguda de la pandemia se focalizan en el apoyo a los equipos de AP en la conciliación de la medicación de los pacientes a su llegada a los centros de salud tras el alta hospitalaria para evitar posibles problemas de seguridad en el uso de medicamentos. Mencionando a los pacientes Covid, ponen sobre la mesa acciones como apoyo al seguimiento de estos enfermos tras el alta hospitalaria o en seguimiento domiciliario, en concreto para detectar y seguir posibles efectos adversos e interacciones tanto de pacientes al alta hospitalaria que hayan recibido o estén aún en tratamiento con medicación para la Covid-19, conciliando con el resto de tratamientos indicados en patologías crónicas (cardiopatía isquémica y miocarditis, asma, EPOC, alteraciones de la coagulación, insuficiencia cardiaca…) (14). "Hemos de hacer mención especial a aquellos pacientes a los que se ha prescribe hidroxicloroquina, con o sin azitromicina para seguimiento domiciliario", añaden.

En este grupo de pacientes, Sefap menciona los que requieran atención paliativa o se encuentren próximos al final de la vida. En estos casos, cree que los farmacéuticos de AP pueden participar en la distribución de la medicación específica para paliar síntomas, asegurando la utilización adecuada de la misma (dosis, incompatibilidades, etc.) y en la elaboración, actualización o difusión de protocolos para el manejo de la medicación en esta situación, además de identificación de alternativas en caso de desabastecimiento a los fármacos de primera línea.

No se olvidan de los crónicos para lo que se postulan como profesionales para hacer revisión de la medicación, en especial los de residencias sociosanitarias sin olvidar las actividades relacionadas con la logística de la distribución de medicamentos, que se han visto intensificadas durante la pandemia, o las de identificación de nuevas evidencias científicas publicadas sobre medicamentos, su lectura crítica y su síntesis para la información de los profesionales.  

    Reflexiones para el futuro

    Desde Sefap consideran que los farmacéuticos de AP deben seguir trabajando y resolviendo los retos actuales a los que nos enfrenta pandemia y proponen:

    • Avanzar hacia una farmacia de AP que ponga énfasis en la salud como componente del bienestar y calidad de vida.
    • Priorizar la identificación de población vulnerable que puede verse más beneficiada las acciones directas o indirectas de los farmacéuticos de AP 
    • Insistir en la necesidad del trabajo multidisciplinar en el que el farmacéutico de AP es un agente integrado.
    • Potenciar el perfil y la competencia farmacoepidemiológica del farmacéutico de AP mediante la promoción de la evaluación continua y longitudinal del uso de medicamentos a diferentes niveles de agregación y el análisis de la variabilidad en áreas pequeñas,
    • Evolucionar hacia sistemas avanzados de telefarmacia.
    • Retomar las iniciativas y programas de uso adecuado de los medicamentos que en este periodo de pandemia han podido quedar en un segundo plano.
    • Continuar promoviendo la gestión del conocimiento sobre medicamentos mediante la selección, elaboración y difusión de las recomendaciones de calidad metodológica sobre buen uso de medicamentos y la promoción de los acuerdos con los equipos de atención primaria sobre criterios de uso adecuado de medicamentos.
    • Sefap aprovecha la coyuntura para reclamar la creación de la nueva especialidad que permita la formación específica y acreditada de los profesionales de la farmacia que van a desempeñar su labor en AP.
    La sociedad científica que los representa ha elaborado un documento con las funciones y responsabilidades que estos profesionales pueden asumir en el proceso de salida de la crisis por el coronavirus. coronavirus Off Gema Suárez Mellado Atención Primaria Off