Los marcadores genéticos pueden predecir el riesgo de contagio de coronavirus

Investigación
raquelserrano
Señalarían también gravedad de los síntomas
En el ensayo clínico realizado en China, los investigadores estudiaron a 237 pacientes.
En el ensayo clínico realizado en China, los investigadores estudiaron a 237 pacientes.

”El coronavirus escapa a la detección del sistema inmune, que hasta ahora no sabía nada del mismo, provocando así una infección, principalmente en el pulmón. Gracias a la experiencia del Instituto en analizar los linfocitos, las células de la sangre que se encargan de la defensa de nuestro organismo, estamos investigando estos aspectos del coronavirus y su relación con el huésped con todas las herramientas de bioinformática y genómica de que dispone nuestro Instituto”, explica a DM Manel Esteller, director del Instituto de Investigación contra la Leucemia Josep Carreras, en Barcelona.

El grupo de Epigenética del cáncer dirigido por Esteller apoyará a los expertos en virología y epidemiología y se centrará a partir de ahora en encontrar marcadores genéticos que puedan dar pistas sobre si una persona puede ser más resistente o sensible a ser infectada por el virus. Estos biomarcadores también podrían predecir si una persona infectada tendrá una enfermedad con una sintomatología muy leve o, por el contrario, progresará a una enfermedad más grave, como una neumonía.

Este análisis se realizará principalmente usando herramientas bioinformáticas que permiten analizar datos genómicos y epigenómicos previos, sumados a los que están siendo producidos este último mes. “Se está investigando además cómo la infección puede afectar de forma distinta a personas con la inmunidad ya algo alterada, como pacientes con enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso sistémico (LES) o con cáncer, especialmente tumores de la sangre y los ganglios linfáticos, es decir leucemias”.

Cómo actúa el virus en las células huésped?

Así, uno de los objetivos es “estudiar cómo el SARS-Cov-2 cambia las células a las que infecta, particularmente en las del pulmón, y cómo las células del huésped también provocan cambios químicos en el virus”. En esta faceta, el grupo de Esteller ya demostró previamente en otros cuatro agentes víricos (virus del papiloma, del Epstein-Barr, de la hepatitis B y de la gripe común) cómo se alteraba el epigenoma viral durante las diversas fases de la infección.

Los científicos  también pretenden realizar un diagnóstico precoz de forma molecular usando tecnologías aún no exploradas. “Se sugiere el uso de plataformas de proteómica y de citometría para una mejor caracterización de virus y sus portadores”.

La tercera actividad de análisis que plantea el Instituto en su investigación es si se puede medir la actividad del virus y “validar formas de eliminarlo de superficies, como las mascarillas, mediante técnicas físicas y moleculares tales como nanopartículas, de un tamaño inferior a 10 millonésimas partes de un metro, con el objetivo de evitar posibles contagios”.

La investigación cuenta con la colaboración del Instituto de Ciencias Fotónicas (ICFO) , el IrsiCaixa (Instituto de Investigación del Sida), la Fundación Lucha contra el Sida, el Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona, en Barcelona, y la empresa B. Braun.

 

Patrones genéticos podrían marcar la sensibilidad de cada persona al contagio por SARS-CoV-2, así como la intensidad de los síntomas que desarrollaría. coronavirus Off Raquel Serrano Off