Los sistemas de ayuda a la decisión, los más urgentes

Que el cambio es necesario está claro para todos los agentes del sistema. Sin embargo, ¿qué estamos dispuestos a cambiar? Y, sobre todo, ¿qué es lo prioritario?

A estas preguntas buscaba dar respuesta un trabajo de investigación del Grupo de Antiguos Alumnos del Máster en dirección de sistemas y tecnologías de la información y las comunicaciones para la salud, de la SEIS, que ha entrevistado a los responsables de TIC de las 17 comunidades autónomas, a profesionales del ramo y a clínicos.

Los resultados del trabajo los expuso en las Jornadas Nacionales de Innovación y Salud en Andalucía, organizadas por la SEIS, Francisco José Sánchez Laguna, responsable del Servicio de Coordinación de Sistemas de Información de la Dirección General de Asistencia Sanitaria y Resultados en Salud del Servicio Andaluz de Salud.

Entre estos resultados, destaca “la sorpresa de que ya hay tres comunidades autónomas que trabajan sin papel, y en 11 de ellas supone menos del 30% de las transacciones de información”.

La generación de alertas inteligentes para pacientes y profesionales es uno de los principales valores de una nueva HCE

En este sentido, una de las tecnologías que están incrementando su presencia es la firma electrónica, que “en las regiones sin papeles se utiliza incluso para las transacciones con los pacientes, como la firma del consentimiento informado”.

Asimismo, se constata que “las comunidades comparten información interniveles, las principales aplicaciones departamentales están integradas con la historia clínica electrónica (HCE), se hace un amplio uso de estándares para el intercambio de información y los sistemas de almacenamiento de imágenes (PACS) están centralizados”.

Retos

El trabajo analiza también qué tecnologías están menos implantadas -de menos a más, ocupan los primeros-últimos puestos el blockchain, el procesado del lenguaje natural, el big data, los sistemas de apoyo al diagnóstico y la internet de las cosas.

Estos últimos son, sin embargo, los desarrollos que más urgen a los servicios de salud, y la mayor parte de las autonomías se plantean ponerlos en marcha en el plazo de un año (ver cuadro).

Más información sobre las jornadas de la SEIS: 

Expertos abren la puerta a la historia clínica inteligente

Resultados parecidos arrojaron las encuestas realizadas entre los asistentes a las jornadas de la SEIS. Proveedores, compradores y profesionales de los ámbitos público y privado situaron como principal prioridad “que debe abordar una mejora en la HCE” es la generación de alertas para profesionales y pacientes, según explicó Gregorio Gómez Soriano, coordinador del Comité Científico.

Los siguientes puestos los ocupan los sistemas de soporte a la toma de decisiones -con especial prioridad a las de tipo clínico-asistencial-, las alertas organizativas y el apoyo en gestión de crisis de salud pública.

Ocupó el último lugar, llamativamente, “la evaluación del desempeño de los profesionales, algo que podría arrojar información muy interesante sobre mediciones de fatiga o talento”, explicó Gómez Soriano.

En cuanto a las prioridades de funcionamiento, los participantes en las jornadas reclamaron el desarrollo de sistemas de procesamiento de lenguaje natural; y los desarrollos más viables hoy en día son “la mejora de la calidad del dato y dotarle de utilidad”.

Como en todo lo que requiere evolución, se encuentran una serie de barreras; entre las principales identificadas, como no podría ser de otra manera, “la rígida estructura de las organizaciones y la burocracia”. También, la consabida resistencia al cambio de gestores y profesionales; “resistencia que no es tal cuando se les dan tecnologías que sean realmente útiles”, afirmó Gómez Soriano.

Por último, como principal motor de cambio, la encuesta desveló que conocer los resultados en salud es la principal ansia, así como mejorar la satisfacción de pacientes y profesionales.

 

The post Los sistemas de ayuda a la decisión, los más urgentes appeared first on Diariomedico.com.