Madrid no está aislando preventivamente al personal que utilizó las mascarillas ‘fake’

Profesión
aliciaserrano
Coronavurus
Los sanitarios que han utilizado las mascarillas Garry Galaxy (N95) en envoltorio verde en los hospitales y centros de salud de la Comunidad de Madrid no están todos en aislamiento domiciliario, según denuncia Satse Madrid. FOTO El Mundo.
Los sanitarios que han utilizado las mascarillas Garry Galaxy (N95) en envoltorio verde en los hospitales y centros de salud de la Comunidad de Madrid no están todos en aislamiento domiciliario, según denuncia Satse Madrid. FOTO El Mundo.

Los sanitarios que han utilizado las mascarillas Garry Galaxy (N95) en envoltorio verde en los hospitales y centros de salud de la Comunidad de Madrid no están todos en aislamiento domiciliario, según denuncia Satse Madrid, a pesar de que el Ministerio de Sanidad ha pedido la retirada de la actividad laboral de aquellos profesionales que hayan sufrido una exposición de alto riesgo.

“Pedimos a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid que ponga en aislamiento domiciliario de manera inmediata a los profesionales que hayan utilizado las mascarillas retiradas recientemente, por no cumplir con las condiciones de seguridad frente a la Covid-19. De lo contrario, contribuirían a la propagación y supondrían un peligro para el resto de personal, sus familias y las personas atendidas”, señala un portavoz de Satse Madrid.

El Servicio Madrileño de Salud (Sermas) no está haciendo caso a las recomendaciones del Ministerio de Sanidad de retirar de la asistencia y aislar a los sanitarios que han empleado esas mascarillas. Tampoco está realizando el PCR a todos los afectados y no hay criterios homogéneos en los hospitales para llevar a cabo esta medida, dicen desde el sindicato enfermero.

No al aislamiento si compromete la asistencia

En el caso de una exposición de alto riesgo, según los criterios de actuación de los servicios de Prevención de Riesgos Laborales del Sermas para profesionales sanitarios frente a la Covid-19 (actualizado el 14 de abril), “en aquellos casos en los que el aislamiento domiciliario de los profesionales comprometa la asistencia sanitaria a la población, el contacto podrá trabajar siempre que este asintomático y utilice de forma obligatoria mascarilla quirúrgica y guantes. Se establecerá una vigilancia activa diaria de los síntomas. En el momento en que aparezca sintomatología, por leve que sea, se aplicara el criterio de caso. Si se valora que se trata de una exposición de bajo riesgo se continuará con la actividad asistencial normal y vigilancia pasiva de los síntomas”, reza el protocolo.

Una rebaja de la recomendación ministerial

La Guía de actuación frente a la Covid-19 en los profesionales sanitarios y socio sanitarios, editada por el Ministerio de Sanidad, explica que esto no es suficiente.

“Según marca este protocolo, todo profesional que haya sufrido una exposición de alto riesgo debe ser retirado también de la actividad asistencial, pero no se está cumpliendo en el Sermas”, recuerdan desde el sindicato.

Precisamente por ello, Satse Madrid reitera que la Administración sanitaria madrileña ha puesto en grave riesgo de contagio a estas profesionales, ya que las mascarillas fake no proveen la protección necesaria en contacto con pacientes Covid-19 positivos.

“Deben ser apartados del trabajo y puestos en situación de aislamiento domiciliario. Además, exigimos que se cubran estos puestos, por lo que reclamamos que no se proceda a la cancelación o rescisión masiva de contratos, tal y como parece ser la intención de la Consejería”, exige el sindicato.

Durante el aislamiento domiciliario, Satse explica que se les deben realizar las pruebas de diagnóstico de la Covid-19 y realizar un seguimiento de su salud, “así como registro en su historial médico de esta circunstancia y que se remita el parte de accidente correspondiente a la instancia correspondiente”, concluye.

Precisamente por ello, Satse Madrid reitera que la Administración sanitaria madrileña ha puesto en grave riesgo de contagio a estas profesionales, ya que las mascarillas fake no proveen la protección necesaria en contacto con pacientes Covid-19 positivos.

“Deben ser apartados del trabajo y puestos en situación de aislamiento domiciliario. Además, exigimos que se cubran estos puestos, por lo que reclamamos que no se proceda a la cancelación o rescisión masiva de contratos, tal y como parece ser la intención de la Consejería”, exige el sindicato.

Durante el aislamiento domiciliario, Satse explica que se les deben realizar las pruebas de diagnóstico de la Covid-19 y realizar un seguimiento de su salud, “así como registro en su historial médico de esta circunstancia y que se remita el parte de accidente correspondiente a la instancia correspondiente”, concluye.

El Ministerio de Sanidad ha indicado la retirada de la actividad del personal que haya sufrido una exposición de alto riesgo por el uso de las mascarillas defectuosas, pero el Sermas está haciendo oídos sordos a esta petición. coronavirus Off Alicia Serrano Profesión Off