Médicos de Madrid denuncian la ausencia de un plan de contingencia para AP

Profesión
franciscogoiri
Ven "insuficientes y poco concretas" las promesas de Ayuso
Fachada de un centro de salud de Madrid durante la epidemia de coronavirus
Fachada de un centro de salud de Madrid durante la epidemia de coronavirus

A las dudas y críticas de los sindicatos madrileños sobre las carencias de atención primaria para asumir el papel clave que, en teoría, tendrá el primer nivel en la fase de desescalada, se suman las críticas de los médicos de a pie, que denuncian la ausencia de un plan de contingencia específico para diseñar y desarrollar ese papel.

"Se supone que hoy mismo los centros de salud de la Comunidad de Madrid empezamos a hacer los test de detección de la enfermedad, y en muchos de esos centros no disponemos de esos test; pero es que, además, la planificación brilla por su ausencia. El único protocolo oficial de actuación para esta nueva etapa, por llamarlo de alguna manera, es el correo electrónico que a lo largo del fin de semana han ido recibiendo los responsables y coordinadores de los centros de salud, informando de que hoy, día 11, comienza esa nueva fase", denuncia Concha Hernández, médico de Familia y miembro de la Plataforma APsemueve.

Esta plataforma profesional -integrada por varios centenares de médicos de Familia y pediatras de Madrid, organizados a través de las redes sociales y plataformas de mensajería instantánea- recuerda que, desde el inicio de la crisis, vienen solicitando que la plantilla orgánica de facultativos del Sermas (3.685 médicos de Familia y 930 pediatras) se refuerce con 600 especialistas más de Familia y 150 pediatras adicionales.

'APsemueve' pide desde hace semanas 600 médicos de Familia y 150 pediatras más

"En estas condiciones, el anuncio de la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de que se va a proceder a la contratación de 650 profesionales de refuerzo para primaria, nos parece que llega tarde y es claramente insuficiente, máxime cuando no se específica a qué profesionales se refiere o de qué categorías, si son cuadros directivos, personal sanitario o plantilla de gestión o administración, y además no se concreta cuándo se hará efectiva la contratación", resume Hernández.

Si la supresión de las tareas burocráticas innecesarias y redundantes de las consultas es una petición histórica de los médicos de primaria, en este contexto esa necesidad es aún más acuciante. "Durante la fase álgida de la pandemia, muchas de esas tareas han disminuido, pero en varios centros de salud ya ha empezado un nuevo repunte de esa actividad superflua. No es de recibo que durante el estado de emergencia hayamos gestionado las incapacidades temporales (IT) de forma telemática y ahora, de nuevo, se obligue al paciente a acudir al centro a renovar el parte, con el consiguiente riesgo para el propio paciente y el incremento de trabajo para el médico", aduce Hernández.

La identificación de nuevos casos y sus contactos, el seguimiento de los infectados, las recomendaciones para el aislamiento... son tareas que, como recuerda Hernández, primaria lleva haciendo desde el inicio de la pandemia, "pero la realidad actual es muy distinta, porque al seguimiento de la totalidad de los pacientes Covid-19, ahora se suman las consultas sobre problemas ajenos a la epidemia -en muchos casos, actividad presencial no demorable-, tanto en el propio centro de salud como a domicilio, y la realización de las PCR".

Carencia de enfermeras

La plataforma de especialistas de primaria recuerda que la "obligada reorganización" de los equipos de atención primaria (EAP) "ha hecho aflorar capacidades, circuitos, dinámicas y nuevos papeles en las diferentes categorías profesionales que han mejorado la calidad del trabajo y han sido vitales en la contención de la epidemia".

En este sentido, Hernández cita como ejemplo el triaje presencial de Enfermería y el no presencial de las unidades administrativas, pero recuerda que "es, precisamente, el personal de Enfermería el encargado de hacer las PCR que ahora competen a los centros de salud, y la carencia de enfermeras para asumir esa nueva labor es obvia". Por no hablar de los equipos de protección individual (EPI), que, "tras muchas semanas de alarmante déficit, empiezan a llegar, pero no todavía en el número que se necesitan".

Los médicos de primaria de Madrid ven inviable que el primer nivel asuma el papel clave que, en teoría, tiene en esta fase sin un plan de contingencia específico y oficial. coronavirus Off Francisco Goiri. Madrid Profesión Profesión Off