‘Morfeo’ logra optimizar el sueño en el hospital

En 2015, Peter Pronovost, anestesiólogo del Hospital Johns Hopkins (Baltimore, Estados Unidos) y director del Instituto Armstrong para la Seguridad del Paciente y la Calidad, consultó a pacientes seleccionados sobre propuestas para mejorar la experiencia de la hospitalización y elaboró un decálogo a partir de ellas. La primera de estas diez pautas es Déjenme dormir entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana. No me tomen constantes ni me extraigan sangre, si no es urgente, porque dormir me ayuda a recuperarme y a sentirme mejor. Y la segunda es No hagan ruido en el control de enfermería, especialmente por la noche.

Consolidación
Tras implantarlo, el objetivo es consolidar el proyecto Morfeo entre los profesionales, plasmar la experiencia en una publicación científica, planear la extensión de la iniciativa al horario diurno y establecer colaboraciones con centros interesados

El descanso nocturno es la principal de las demandas del paciente hospitalizado y así lo asumieron los responsables asistenciales del Parque Sanitario Pere Virgili (PSPV) de Barcelona, que en 2016 pusieron en marcha el Proyecto Morfeo para mejorarlo. “Por múltiples motivos”, señala Marco Inzitari, director de Atención Intermedia e Investigación: “De entrada, porque entendemos que los hospitales siguen estando demasiado centrados en las tareas de los profesionales y poco en la experiencia de las personas. Segundo, porque el sueño es en sí mismo un determinante de salud, sobre todo en las personas mayores, en las que es un error infravalorarlo y creer que necesitan dormir poco”.

Más satisfacción

Y cita un tercer motivo: en las encuestas de satisfacción de los pacientes ingresados del CatSalut, el descanso es “uno de los indicadores que sale peor parado”. Para revertir esta situación, el proyecto Morfeo comenzó con la identificación de las necesidades a partir de una encuesta (en noviembre de 2016) a una muestra de 144 pacientes hospitalizados y a 48 profesionales de enfermería del turno de noche. A partir de ahí, se implantaron una cuarentena de medidas tanto de reorganización y concentración de las tareas nocturnas de enfermería como de adaptación de las infraestructuras para un mejor control del ruido y la luminosidad.

Percepción mejorada
Los investigadores han observado una mejora de la calidad del sueño percibida por los pacientes, que en las encuestas ha pasado de ser calificada como ‘buena’ o ‘muy buena’ en el 66% de los casos, en comparación con el 57% en el año 2016

‘Horas mágicas’ intocables

En lo tocante a enfermería, colectivo que lidera el proyecto, la iniciativa “ha supuesto cambiar las dinámicas de trabajo y reagrupar las tareas, tanto de enfermería como de auxiliares, en la administración de medicación, las rutinas de curas o las medidas de higiene, para -en lo posible- no interrumpir el sueño en lo que llamamos las horas mágicas, que van de las 12 de la noche a las 6 de la mañana”, explica Mercedes Manso, supervisora de Enfermería del PSPV.

De hecho, antes de iniciar Morfeo la actividad de enfermería era el principal factor de interrupción del sueño para los pacientes, por delante de las molestias ocasionadas por el ruido ambiental y la iluminación de habitaciones y pasillos. Ahora, según datos de la encuesta de finales de 2018, el número de pacientes que ven perturbado su reposo por este motivo ha disminuido en un 50%.

La reducción del ruido durante la noche se ha logrado con, entre otras medidas, la colocación de gomas de insonorización en carros y puertas, el empleo de teléfonos inalámbricos en vibración y evitando ascensores centrales. Todas las unidades cuentan con sonómetros que objetivan el nivel de ruido ambiental cada dos minutos. “Hemos pasado de una media de 60-70 a 46 decibelios en el momento actual”, precisa Manso.

The post ‘Morfeo’ logra optimizar el sueño en el hospital appeared first on Diariomedico.com.