“No es presentable que las organizaciones no sepamos el resultado de lo que hacemos”

“Avanzar en la medición de resultados en salud estandarizados representa un cambio esencial hacia un sistema sanitario más eficiente y efectivo para los pacientes, los hospitales, las administraciones y todos los agentes implicados”, ha afirmado Rosna Mortuza, representante del Consorcio Internacional para la Medición de Resultados en Salud (Ichom), durante la I Conferencia sobre Sanidad basada en valor y medición de resultados, organizada hoy en Madrid por Farmaindustria, la Federación Europea de la Industria Farmacéutica (Efpia) e Ichom.

Durante la jornada se han visto algunas de las ventajas en la medición de resultados en salud y la forma en que puede hacerse. De hecho, Santiago Rabanal, gerente del Hospital de Cruces, en Bilbao, ha relatado la experiencia de su departamento en este sentido y se ha expresado con contundencia: “Que a estas alturas las organizaciones no sepamos el resultado de lo que hacemos no es presentable”.

Ichom es una entidad que desarrolla baterías de estándares de evaluación de resultados para distintos procesos clínicos y, gracias a un acuerdo firmado con Farmaindustria hace unos meses, ya son varios los centros y organizaciones del Sistema Nacional de Salud que los están aplicando.

Medir para mejorar

Tal es el caso de Cruces, que comenzó el pasado año a analizar los procesos de cáncer de próstata e ictus, y que durante éste está ampliando la experiencia a fisura palatina, enfermedad inflamatoria intestinal crónica y, a finales de año, Parkinson.

“En los primeros cortes realizados ya hemos apreciado algunos resultados, que principalmente nos sirven para ver en qué debemos mejorar, fundamentalmente centrándonos en los resultados que espera el paciente”, ha dicho Rabanal.

Y es que, según ha reconocido, “tras treinta años en la gestión y después de oírlo muchas veces, por primera vez estoy empezando a creer que es posible situar al paciente en el centro”.

Uno de los ámbitos que se está empezando a medir es el de la experiencia del paciente, y “lo que descubrimos, asusta”. Según ha afirmado, “analizando esta experiencia en cada fase del proceso vemos que para el paciente supone una verdadera carrera de obstáculos. Le exigimos un doble esfuerzo: superar su enfermedad y desenvolverse dentro del sistema”.

“Sin duda, es obligatorio integrar la visión del paciente, pero también debemos entrenarle y darle la información que necesite y pueda entender”, ha explicado Burkhard Beyer, especialista en cáncer de próstata en la Clínica Martini, de Hamburgo (Alemania), que trabaja desde hace tiempo con los estándares de Ichom.

Además, según la directora general de Efpia, Nathalie Moll, “ha llegado el momento de debatir en profundidad no sólo cómo poner en marcha los nuevos modelos de medición de resultados, sino cuáles van a ser sus beneficios para cada una de las partes”, dado que su uso puede revertir en mejoras para la organización (incluyendo los costes), los profesionales y los pacientes.

Eso sí, tal y como ha definido Rabanal, “es necesaria una reorganización funcional para dar continuidad a los procesos en torno al paciente. La evaluación de resultados en salud es una estrategia de transformación”.

 

The post “No es presentable que las organizaciones no sepamos el resultado de lo que hacemos” appeared first on Diariomedico.com.