Nuevos regímenes terapéuticos podrían cambiar el abordaje del VIH

Los estudios presentados en la X Conferencia de la IAS sobre Ciencia del VIH (IAS 2019), en Ciudad de México, destacan avances importantes en la terapia antirretroviral, incluidos regímenes nuevos y más eficientes, con potencial de impactar en el tratamiento.

Sobre la investigación en la terapia dual, dos trabajos presentados en México han demostrado la seguridad y la eficacia de dolutegravir más lamivudina, tanto en los pacientes que comienzan el tratamiento por primera vez, como en los que cambian después de haber sido suprimidops por virus en otro régimen. El primer análisis aportó datos de dos ensayos clínicos diseñados de forma idéntica con 1.400 pacientes (los estudios GEMINI 1 y 2, que coordina Pedro Cahn, del Departamento de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Buenos Aires, en Argentina). Estos ensayos randomizados, de fase III, compararon la seguridad y la eficacia de este tratamiento doble en pacientes naive frenet a aquellos que recibieron la combinación de tres fármacos: dolutegravir, tenofovir y emtricitabina.

Tras recoger datos a lo largo de 96 semanas, se constató que el régimen de dos medicamentos no es inferior al de tres fármacos durante este período de dos años.

El segundo estudio (TANGO) es otro trabajo randomizado en fase III que comparaba la seguridad y la eficacia del cambio de un tratamiento con dolutegravir, tenofovir y emtricitabina por la terapia basada en dolutegravir y lamivudina. En este análisis se incluyeron a 741 participantes, distribuidos aleatoriamente entre ambos regímenes. Aquí se vio que, tras de 24 semanas de terapia, el régimen de dos fármacos no era en cuanto a conseguir y mantener la supresión viral. Si bien el estudio continuará a lo largo de 148 semanas, este estudio inicial sugiere que el cambio a la terapia dual podría ser una opción para aquellos que siguen un tratamiento triple.

Un nuevo fármaco para el tratamiento y la PrEP

En la reunión de la IAS, también se han expuesto datos prometedores sobre MK-8591, el primer fármaco en una nueva clase de tratamientos conocidos como inhibidores de la translocación de transcriptasa de nucleósidos. Los datos aportados procedían de un ensayo en fase IIb sobre 121 pacientes a 48 semanas en el que se utilizó MK-8591 como parte de la terapia de primera línea.

Este nuevo fármaco también se ha estudiado como una posible fórmula de profilaxis preexposición (PrEP) implantable. El estudio, en fase I, evaluó el fármaco frente a placebo, arrojando datos aún preliminares pero prometedores en cuanto a tolerancia y seguridad, que invitan a evaluar al tratamiento preventivo durante al menos un año.

Estrategia de mantenimiento cada dos días

Buscando una reducción de la cantidad de pastillas que debe tomar una persona que vive con el VIH, otro estudio en fase III aleatorizado comparó el uso de regímenes de tres medicamentos tomados cuatro días por semana con el esquema diario.

El estudio se ha llevado a cabo en Francia, bajo la dirección de Pierre de Truchis, del Hospital Raymond Poincaré, y Roland Landman, de la Universidad Paris Diderot. Incluyó a más de 600 pacientes asignados al azar para los dos enfoques. Después de 48 semanas de tratamiento, se observó que el régimen de cuatro días por semana no era inferior al tratamiento diario, a la hora de mantener la supresión viral. Estos hallazgos ofrecen una evidencia adicional de que los nuevos antirretrovirales se pueden usar de forma innovadora.

– La OMS confirma la seguridad de dolutegravir

The post Nuevos regímenes terapéuticos podrían cambiar el abordaje del VIH appeared first on Diariomedico.com.