Oncología, antitrombóticos, oftalmología y hemofilia, pilares del impulso de Bayer

Bayer presentó la semana pasada los resultados financieros de 2018. Werner Baumann, presidente de la junta directiva del laboratorio, calificó el ejercicio como “un año especial”, ya que la compañía culminó la mayor adquisición de su historia al comprar la multinacional estadounidense de transgénicos y pesticidas Monsanto por 53.000 millones de euros.

Baumann anunció también que venderán la unidad de Salud Animal, y marcas como Coppertone y Dr Scholl, lo que junto a otros factores implicará la eliminación de unos 12.000 puestos de trabajo.

El total de las ventas del grupo alcanzó los 39.600 millones de euros, con un aumento del 4,5%. Las ventas de los fármacos de prescripción crecieron un 3,4%, hasta alcanzar los 16.700 millones de euros. Por su parte, las ventas en fármacos sin receta tuvieron un ligero descenso respecto a 2018, pasando de 5.900 a 5.500 millones de euros. En ese sentido, el presidente calificó 2018 como un año “difícil”, lo que ha implicado la toma de decisiones estratégicas para cambiar la tendencia, con caída de las ventas en Norteamérica, Europa y otros territorios. El producto más vendido de esta área, el antihistamínico Claritin, cayó especialmente en Estados Unidos. Y también se redujeron un 1,5% las ventas de Aspirina, con un total de 975 millones de euros. Por otro lado, aumentó la factruración de la gama de cuidados para heridas y pies Bepanthen/Bepanthol.

Innovación y patentes

En cuanto a la innovación, el directivo destacó que los gastos en investigación y desarrollo superaron el año pasado los 5.000 millones de euros, con un incremento del 16,5%. “Y el crecimiento será aún mayor este año, ya que incorporaremos el gasto de I+D de la división de agricultura que hemos adquirido”, anunció.

En la actualidad, 17.000 investigadores están en nómina de Bayer, en sus diferentes centros. Entre los programas que están en marcha, Baumann destacó el denominado Saltos (Leaps), con centros en Berlín, Boston y San Francisco, y en el que se han invertido 600 millones de euros para la puesta en marcha de start-ups y otras colaboraciones.

“Una de las cifras que muestran nuestro compromiso con la innovación es que, de media, cada año presentamos unas 450 solicitudes de patente. Eso significa que desarrollamos más de dos cada día laborable. Por supuesto que cada idea o cada nueva molécula no se acaba convirtiendo en un producto, pero tener un montón de nuevas ideas es esencial para impulsar la innovación”, destacó.

Respecto al futuro de la investigación farmacéutica, el laboratorio cuenta con unos 50 proyectos en su pipeline. Uno de los más destacados ha sido la autorización de larotrectinib en Estados Unidos, un fármaco oncológico altamente efectivo e innovador. La molécula fue desarrollada en colaboración con la estadounidense Loxo Oncology. Y Bayer decidió, en fechas recientes, ejercer la opción de realizar en solitario el desarrollo global y comercialización tanto de larotrectinib como de otra molécula tras la adquisición de Loxo por Eli Lilly. Para Baumann, las ventas potenciales del fármaco alcanzarán los 750 millones de euros.

Otro fármaco en desarrollo es darolutamida, una molécula novedosa para el tratamiento oral del cáncer de próstata. El ensayo en fase III, realizado en 2018, obtuvo unos resultados destacados, con un aumento significativo de la supervivencia libre de metástasis y con un perfil de seguridad favorable. Los datos completos del ensayo, publicados este mismo mes de febrero en New England Journal of Medicine, han confirmado los resultados preliminares. Las ventas previstas rondarán los 1.000 millones de euros, cifra que también se estima para finerenona, un fármaco en fase III para diabéticos con enfermedad renal.

“Al mismo tiempo, hemos hecho progresos en 2018 en el desarrollo post-marketing de nuestros productos farmacéuticos, de manera que hemos obtenido la aprobación para ribaroxaban en otra indicación en Europa y Estados Unidos y la aprobación de aflibercept en China. Además, obtuvimos la aprobación de dos fármacos para la hemofilia A: el factor VIII de coagulación humano recombinante en China y damoctocog alfa pegol en Europa, Japón y Estados Unidos, informó Baumann.

RSC

Por último, en el ámbito de la responsabilidad social corporativa, Baumann destacó la iniciativa puesta en marcha junto a otras compañías agrícolas que tiene como objetivo erradicar la malaria en 2040 mediante soluciones innovadoras de control de vectores. “Y seguiremos potenciando las actividades de nuestra iniciativa Access to Medicine, por la que proporcionamos acceso a nuestros medicamentos a personas de países en vías de desarrollo y de mercados emergentes”, concluye.

España, esencial

Stefan Oelrich, responsable de la división farmacéutica de Bayer, destacó a DM el papel fundamental que juega la filial española dentro de la compañía, ya que en nuestro país se realizan uno de cada tres ensayos clínicos de la multinacional alemana, siendo el segundo país del mundo, tras Estados Unidos, en el que más estudios de este tipo realiza la compañía con sede en Leverkusen.

 

The post Oncología, antitrombóticos, oftalmología y hemofilia, pilares del impulso de Bayer appeared first on Diariomedico.com.