Pacientes con cáncer de páncreas irresecable, posibles candidatos a abordaje curativo

zSolo un 20 por ciento de los pacientes con cáncer de páncreas son candidatos a la aplicación de técnicas quirúrgicas con fines curativos. Sin embargo, un trabajo de revisión realizado por investigadores del Hospital Clínico Universitario de Valencia y su Instituto de Investigación Sanitaria (Incliva) y focalizado en el subgrupo de pacientes con cáncer de páncreas de resecabilidad límite, plantea la posibilidad de conseguir aumentar las resecciones quirúrgicas con intención curativa llegando hasta un 40 por ciento. El trabajo, liderado por Luis Sabater, del Grupo de Investigación en Cirugía General y Digestiva del Incliva, y Andrés Cervantes, director general e investigador principal del Grupo de Investigación en Cáncer Colorrectal y Nuevos desarrollos terapéuticos en tumores sólidos, ha sido publicado en Cancer Treatment Reviews.

Según explica Cervantes, “los pacientes con cáncer de páncreas se definen desde un punto de vista quirúrgico como resecables, borderline o en el límite de la resecabilidad y los que no se pueden operar porque la enfermedad está extendida a órganos a distancia”. Los pacientes con cáncer de páncreas resecable, aquellos en los que los vasos mesentéricos y el tronco celiaco (vasos que irrigan los órganos intraabdominales) no están invadidos por tumor, pueden ser intervenidos directamente. En cambio, aquellos donde se detecta afectación de esos vasos se consideraban hasta hace muy pocos años irresecables “porque no se podía conseguir extirpar de forma radical el tumor o las complicaciones y la mortalidad asociada a las técnicas quirúrgicas que eran necesarias era extraordinariamente alta”.

Una detallada evaluación de imágenes radiológicas indica el grado de afectación y si el paciente es candidato a abordajes con intención curativa

El nuevo enfoque parte del reconocimiento de una detallada evaluación de imágenes radiológicas.  “Las obtenidas en el momento del diagnóstico nos indican si la arteria y la vena mesentérica superior que están en relación con este tumor y próximas a él pueden estar invadidas”, añade Sabater. Y el estudio preoperatorio, que se hace a través de TAC o resonancia, permite evaluar las opciones: “La TAC nos indicará ese grado de invasión o de proximidad. Si podemos liberar esa arteria o vena o bien extirparla junto con el tumor y reconstruirla, la cirugía podría hacerse con intención curativa”, incide Sabater. Estos pacientes se pueden beneficiar de la aplicación antes de la cirugía de quimioterapia neoadyuvante para reducir el grado de invasión vascular y permitir la extirpación completa. Cervantes destaca que debe realizarse en pacientes que tengan una “buena reserva fisiológica”, ya que es fundamental que tengan “un estado general que les permita tolerar de forma adecuada todo el tratamiento preoperatorio y la intervención quirúrgica”.

Protocolos terapéuticos

 Existen dos protocolos de quimioterapia neoadyuvante en los pacientes con cáncer de páncreas en el límite de la resecabilidad o borderline. “Uno de ellos es más agresivo, Folfirinox, una combinación de ácido folínico (FOL) o leucovorina, que es un potenciador del quimioterápico 5-Fluorouracilo (F), Irinotecán (IRIN) y Oxaliplatino (OX). El otro, es una combinación del quimioterápico gemcitabina y un inhibidor del estroma o parte no tumoral del cáncer”, apunta. Ambos se administran durante periodos variables que oscilan entre 3 y 6 meses habitualmente aunque en ocasiones se han administrado de forma más prolongada. Una vez que se ha completado la quimioterapia se evalúa de nuevo por el comité multidisciplinar y se considera si el tumor ha progresado, se ha reducido o se ha mantenido igual.

En los dos últimos casos se considera que el paciente se debe intervenir mientras que si se observa progresión de la enfermedad la cirugía queda descartada. En algunos casos, tras el tratamiento con quimioterapia se puede añadir radioterapia antes de la cirugía con intención de reducir todavía más el tumor. De los pacientes con tumores borderline que comienzan esta estrategia “aproximadamente la mitad se llegan a intervenir y, de ellos, en un 60 por ciento se consigue la extirpación completa del tumor”. Este planteamiento terapéutico constituye un gran avance, “ya que de otra manera estos pacientes no se llegarían a intervenir y por tanto las posibilidades de supervivencia serían muy escasas”. 

 

 

Trabajo multidisciplinar y traslacional

Aunque el cáncer de páncreas no está en la lista de los diez tumores más frecuentes, es el cuarto en cuanto a su elevada tasa de mortalidad, tanto en hombres como en mujeres, y es el responsable de un 7 por ciento del total de las muertes por cáncer.  Según Andrés Cervantes, director general e investigador principal del Grupo de Investigación en Cáncer Colorrectal y Nuevos desarrollos terapéuticos en tumores sólidos del Incliva, el abordaje multidisciplinar y traslacional de esta patología es clave para lograr avances.

  Respecto a nuevas líneas de investigación o márgenes de progreso, Cervantes ha apuntado que las líneas principales vienen de la mano de los avances en la medicina personalizada, con un papel muy importante todo lo relacionado con las biopsias líquidas, la inmunoterapia y las terapias dirigidas. “Hay que tener en cuenta que cada tumor, aunque se puedan llamar igual, por ejemplo adenocarcinoma de páncreas, tiene una dotación genética propia que marca su agresividad y la posible respuesta a los tratamientos”, explica. Por otro lado se han conseguido grandes avances en las técnicas quirúrgicas. “Las cirugías oncológicas son procedimientos complejos que requieren equipos muy especializados para poder reducir las complicaciones y cuando aparecen poder tratarlas en el momento y de la forma oportuna. Esto sólo se consigue remitiendo a los pacientes con este tipo de enfermedades a centros de referencia con equipos multidisciplinares”, añade- El abordaje multidisciplinar y la especialización integrando cirujanos, oncólogos, radiólogos, digestólogos, radioterapeutas y anatomopatólogos que traten de forma integral el cáncer de páncreas “es el mayor avance y el factor que más ha afectado al pronóstico de estos pacientes”, concluye.

The post Pacientes con cáncer de páncreas irresecable, posibles candidatos a abordaje curativo appeared first on Diariomedico.com.