Pedro Sanchez: «La Atención Primaria tendrá un papel prevalente en la desescalada»

Política y Normativa
carmentorrente
Crisis sanitaria
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, en rueda de prensa.
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, en rueda de prensa.

Hasta cuatro veces mencionó ayer Pedro Sánchez el concepto de Atención Primaria (AP), que en esta fase de confinamiento había brillado por su ausencia y ha estado provocando las quejas de los profesionales de AP, que se consideran los olvidados por el Gobierno, "la puerta de entrada ignorada del Sistema Nacional de Salud". Sin embargo, en su comparecencia de este sábado por la tarde-noche, el presidente del Ejecutivo explicó que "tendrá un papel prevalente en la desescalada".

De hecho, Sánchez comentó que el próximo martes presentará en el Consejo de Ministros un plan de desescalada que será "gradual, asimétrico y coordinado". Esta coordinación correrá a cargo del Gobierno de España, bajo un cuadro de mandos formado por expertos que ayudará a evaluar las capacidades estratégicas sanitarias de cada comunidad autónoma.

Esta estrategia sanitaria se apoyará en varios pilares, según desgranó ayer Sánchez Castejón:

  • Asistencia sanitaria reforzada.
  • Refuerzo de la Atención Primaria en las comunidades autónomas. "Nos permitirá estar más cerca del momento en que se produzca los contagios", señaló.
  • Vigilancia epidemiológica. "Hay que reforzar nuestros sistemas de salud pública, que están en manos de las autonomías", concretó ayer.
  • Desarrollo y ejecución de pruebas PCR.
  • Identificación y contención de contagios.
  • Protección colectiva, con medidas de higienes, de distanciamiento social y mascarillas.

Sánchez añadió en su comparecencia de ayer que este plan de desescalada obedece a un informe independiente de los expertos y regirá nuestras vidas "hasta que tengamos un proyecto terapéutico" contra el coronavirus. Por tanto, según añadió, "durará el mes de mayo y veremos qué pasa en junio".

Pedro Sánchez se reúne con los presidentes autonómicos este domingo, como viene siendo habitual. Explicó ayer que quiere escuchar cuáles son sus planes en sus respectivos territorios "para afinar los criterios técnicos del cuadro de mandos", tras haberse reunido esta semana con los consejeros de Sanidad. En ese sentido, subrayó que el Ejecutivo había puesto ya en manos de la autonomías 600 millones de euros para hacer frente a esta crisis y se refirió a la creación de un gran Fondo de Recuperación de hasta 1,5 billones de euros.

Parámetros a definir

El presidente del Ejecutivo matizó ayer que a partir de ahora no será tan importante conocer el número de contagios diarios de la pandemia, como señaló el sábado por la mañana Fernando Simón, director de Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, sino también el grado de ocupación de UCIs y otros parámetros que habrá que definir, así como los sistemas de AP de cada comunidad para "fortalecer el sistema sanitario en cada autonomía y no poner en riesgo de nuevo nuestro Sistema Nacional de Salud (SNS)".

Sobre las comparecencias de Simón, a quien agradeció su labor así como la del resto de miembros del Comité Técnico de Coronavirus, comentó que en sus intervenciones saldrá ahora acompañado de la secretaria general de Transportes y Movilidad, María José Rallo y, solo si es necesario, de algún miembro más del Comité.

La AP, el infrautilizado "muro de contención" del virus

En la últimas semanas se han escuchado muchas críticas por parte de los profesionales de AP al ninguneo por parte del Gobierno, con una crisis en la que, de manera dispar, se han estado cerrando centros de salud en las comunidades autónomas.

Si ir más lejos, la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespaspublicó este martes pasado, 21 de abril, su posicionamiento sobre el rol de la AP ante la epidemia de Covid-19 que ha pasado de ser, dice, la "puerta de entrada" a la "puerta ignorada" del sistema. En concreto, afirman: "En la mayoría de las comunidades autónomas se ha producido un mismo fenómeno: la ausencia de la AP en la organización y gestión de la epidemia, cuando ésta debería ser parte fundamental y necesaria para su control. Ha pasado de ser la puerta de entrada a la puerta ignorada del sistema". Y añaden que en algunas autonomías han asistido "con gran alarma y estupor al cierre y desmantelamiento de la AP,  anulando la capacidad de participar de manera coordinada con el último escalón de la atención". Aun así, constatan que "entre el 80 y el 90% de los casos confirmados o de sospecha se están haciendo desde la Atención Primaria de Salud". Y aprovechan para subrayar el "olvido en el presupuesto", que se ha convertido en un "olvido completo de la base asistencial".

Seguimiento a positivos sin medios desde AP

A este respecto Rosa Magallón, presidenta de la Red Española de Atención Primaria (REAP) -que agrupa a médicos, enfermeros y farmacéuticos- y médico de familia en Zaragoza, admite que, en general, se ha ignorado a la Atención Primaria, la puerta de entrada al sistema de salud y muro de contención del más del 50% de afectados de Covid-19: "Me parece una indignidad que haya unas comunidades autónomas donde los centros de AP abren y otras no. Estamos haciendo la contención de muchos casos con seguimiento telefónico, sin tener test, durante 15 días o más, a pacientes con síntomas, cosa que no ocurre en otros ámbitos asistenciales. Los test tienen que ir a Primaria, a los centros de salud, a quienes hacen las indicaciones, aunque luego se puede coordinar con el farmacéutico. De los Covid que son positivos, más del 50% permanecen en sus domicilios. Y los llevamos nosotros. Y sabemos claramente que son positivos, sin medios".

"No tenemos medios. Vivimos gracias al asociacionismo"

El problema, según explica Magallón, es que el sistema no ha estado favoreciendo que los profesionales de AP puedan hacer un seguimiento en las mismas condiciones que en el hospital. "Nuestra labor de contención se ve muy dificultada. Tú vas a urgencias y toses, y un residente de primer año, con todos mis respetos, puede pedir un test, y yo, con 30 años de experiencia, no puedo", indica. Y esto está repercutiendo también en fallecimientos de profesionales sanitarios, que alcanzan ya los 39 (24 médicos, tres enfermeros y 12 farmacéuticos). "Más de la mitad de los médicos fallecidos son de familia, porque no tenemos medios", recalca. Y pone un ejemplo: "Nosotros estamos facilitando mascarillas pero por la red social de voluntariado. Vivimos de ellos. Vivimos gracias al asociacionismo". A ello Magallón añade que muchos de estos médicos de familia han sido trasladados durante la epidemia a hospitales de campaña, "cerrando barrios enteros y dejándolos sin atención sanitaria".

Esta situación de ninguneo a los profesionales de AP también la traslada a los farmacéuticos: "Existe un gran desconocimiento sobre el trabajo de los farmacéuticos y hay también muy poco interés institucional por favorecer la coordinación entre profesionales sanitarios”, comenta Magallón. Y añade que la imagen del farmacéutico comunitario se ha visto perjudicada por alguna minoría de farmacéuticos que no entiende el concepto de labor social de su trabajo. "En los ámbitos pequeños del mundo rural, la farmacia hace una gran labor y la conexión entre el médico y el farmacéutico es vital. Se conocen", señala.

 

Debilitamento de la atención farmacéutica

Del mismo modo, en referencia a las farmacias, Sespas considera que "como recursos comunitarios fundamentales, están claramente infrautilizadas y requieren de una integración articulada y consensuada con los equipos de AP, que facilite una gestión eficaz y eficiente de la atención y prestación farmacéutica y una mayor calidad para las personas y sus familias".

En concreto, Sespas se refiere en este documento al debilitamiento de la atención farmacéutica (sobre todo en el medio rural) o restricciones en el uso de nuevos medicamentos o pruebas diagnósticas, entre otras cuestiones. "Podríamos decir que la sanidad extrahospitalaria ha sido la encargada de pagar la factura de la crisis", afirma textualmente.

El presidente del Gobierno compareció en la noche de ayer sábado para explicar que la desescalada será "gradual, asimétrica y coordinada". El próximo martes presentará un plan en el Consejo de Ministros. Off Carmen Torrente Villacampa Política y Normativa Profesión Política y Normativa Farmacia Comunitaria Política y Normativa Atención Primaria Medicina Familiar y Comunitaria Política y Normativa Política y Normativa Enfermería Familiar y Comunitaria Off