Primer mapa autonómico sobre medicina de precisión: impulsos heterogéneos y desarrollo desigual

A falta de la futura estrategia nacional de medicina de precisión, las comunidades autónomas van trabajando en este ámbito, de manera poco reglada y con abordajes heterogéneos. Un informe presentado este miércoles por el Instituto Roche dibuja un mapa regional con los diferentes desarrollos de la medicina personalizada en España. Todas las comunidades, en mayor o menor medida, trabajan con ella e intentan organizarla, pero de formas muy desiguales y dispares. Ninguna de ellas ha desarrollado un marco normativo específico para regular su implantación asistencial.

De entrada hay que tener en cuenta lo ingente del término medicina personalizada de precisión, un concepto que para cada persona, institución o agente sanitaria puede signigicar algo diferente. Métodos diagnósticos, fármacos, investigación, datos, formación…cabe tanto en la medicina de precisión que las diferencias entre comunidades autónomas no suponen tanto un ránking de más/menos o mejor/peor como un boceto de qué ámbito impulsa más cada una.

Ninguna comunidad ha desarrollado un marco normativo específico para su implantación asistencial

Dicho esto, sumando los diferentes acercamientos a la medicina de precisión que maneja el informe, sí hay comunidades globalmente más avanzadas que otras. Andalucía, Cataluña, País Vasco, Galicia y Castilla y León serían las que más ámbitos de la medicina de precisión han desarrollado. Por contra, Castilla-La Mancha, Aragón, La Rioja, Asturias y Cantabria serían las más rezagadas, con las demás autonomías en un término intermedio.

Esta clasificación tiene en cuenta la presencia de planes regionales específicos, la financiación, los proyectos asistenciles, los centros de referencia, el desarrollo tecnológico, el almacenamiento y gestión de datos, los proyectos de investigacion nacinales y europeos, las iniciativas público-privadas, el desarrollo empresarial y la formación de los profesionales.

Federico Plaza, Guillermo Antiñolo, Albert Barberá y Consuelo Martín de Dios, este miércoles en la presentación del info0rme autonómico sobre medicina de precisión del Instituto Roche.

Federico Plaza, Guillermo Antiñolo, Albert Barberá y Consuelo Martín de Dios, este miércoles en la presentación del informe autonómico sobre medicina de precisión del Instituto Roche.

En la presentación del informe han estado presentes Consuelo Martín de Dios, directora gerente de la Fundación Instituto Roche, y Federico Plaza, vicepresidente de la Fundación, por parte de la empresa impulsora del estudio; Guillermo Antiñolo, jefe de Servicio de Genecología en el Hospital Vírgen del Rocío, de Sevilla, y director científico del Proyecto Genoma Médico, y Albert Barberá, director general de Investigación e Innovación en Salud de la generalitat de Cataluña.

La metodología para hacer el informe ha sido la siguiente. Primero se hizo un análisis biblioográfico de  iniciativas publicadas, y se generó un cuestionario con 33 expertos de todas las comunidades. Luego se analizaron los datos autonomía por autonomía y se añadió un análisis global comparativo de todos los datos, haciendo una traslación a los ámbitos asistencial, gestor, político, formativo e investigador.

Este informe tiene su semilla en un documento presentado hace dos años también por el Instituto Roche, un informe con recomendaciones para impulsar una estrategia nacional de medicina de precisión que se envió al Ministerio de Sanidad y a las conunidades autónomas, igual que está previsto hacer con el informe autonómico presentado este miércoles.

Tanto Barberá como Antiñolo han pedido la estrategia nacional de medicina de precisión, que se está retrasando y cuyo desarrollo está siendo más complejo de los esperado. El gestor catalán quiere un paraguas “que permite hacer luego trajes a medida según las realidades autonómicas”, y ha advertido de la dificultad de garantizar la equidad. Por su parte, Antiñolo ha centrado sus peticiones en la necesidad de integrar bien los datos genómicos en la historia clínica electrónica, y en el desarrollo de un conjunto mínimo básico de datos (CMDB) que de verdad sea integrador y compartido.

El debate ha quedado donde siempre. ¿Cómo conjugar las iniciativas autonómicas con un paraguas nacional? ¿Cómo garantizar que la estrategia nacional coordine lo existente y venidero? ¿Cómo conseguir que el uso de la medciina de precisión, que ya exioste en el SNS, se organice lo mejor posible? A falta de las respuestas, el informe aporta por primera vez una foto de la realidad autonómica. El uso real que se le dé al documento y la utilidad que tenga para ministerio y autonomías aún está por ver. 

The post Primer mapa autonómico sobre medicina de precisión: impulsos heterogéneos y desarrollo desigual appeared first on Diariomedico.com.