Profesionales de la salud en tiempos de pandemia y siempre

Opinión
gemasuarez
Reconocimiento a su labor
Profesional sanitario con EPI sentado en el suelo
España lidera el ránking mundial de sanitarios contagiados.

Debemos reflexionar como sociedad sobre la situación de los profesionales de la salud en esta pandemia y varios años antes. No hemos querido prestar atención a las señales de alarma de los últimos años en lo que se refiere a las condiciones laborales que tenían y tienen nuestros sanitarios en España.

Siempre se ha dicho que son profesiones muy vocacionales y también que el trabajo que desempeñan no tiene precio y, en efecto, es verdad que no lo tiene, pero la realidad es que, como país, se ha estado abusando de su vocación, se ha abusado de ellos.

Como país se ha estado abusando de la vocación de los profesionales sanitarios. Se ha abusado de ellos

Los colegios profesionales y asociaciones que les representan han denunciando repetidamente los tratos, a veces vejatorios, que reciben a diario muchos de ellos en su trabajo, en hospitales, centros de salud, etc. por otra parte de algunos pacientes y familiares y, todo ello, añadido a la precariedad laboral, la interinidad, las remuneraciones no acordes a la gran responsabilidad que asumen cada día, la falta de personal que tienen según en qué especialidad, hospital, centro o provincia estén trabajando, entre otros temas.

La indiferencia de la Administración

Parece que se ha mirado hacia otra parte, mientras ellos seguían aguantando la indiferencia que mostraban las distintas administraciones hacia sus problemas.

Carmen Peña, farmacéutica.
Carmen Peña, farmacéutica.

Ahora llega la pandemia y cae toda la carga de la crisis sobre ellos.

La mala gestión de la crisis por parte de los políticos ha sido especialmente inhumana respecto al trabajo de los profesionales sanitarios, pues faltó previsión, faltó prevención, faltó protección y faltó humanidad.

Los profesionales sanitarios han trabajado sin equipos de protección (mascarillas, guantes, monos de trabajo, etc.) rodeados de pacientes positivos en Covid-19, enfermos graves y muy graves que necesitaban camas de UCI y de planta en hospitales desbordados. Profesionales rodeados de una altísima carga viral, hecho que nos ha llevado a ser uno de los países con mayor número de profesionales sanitarios infectados por la excesiva exposición y por la falta de organización y previsión de los responsables políticos de esta terrible crisis.

Unos políticos que no han asegurado las imprescindibles condiciones laborales de sus profesionales en primera línea de peligro, trabajando en turnos inaguantables al tener bajas en sus filas por la fuerte exposición, sin zonas donde descansar al no poder ir a sus casas para evitar infectar a sus familias y callando, sin quejas para no crear alarma social, para intentar no asustar más a la población.

Políticos que no dieron la talla, no estuvieron a su altura ni les brindaron su apoyo... Les vino grande todo lo que tenían que haber hecho y no hicieron.

Aplausos de la sociedad desde sus balcones y desesperación e impotencia dentro de los hospitales. Eso es lo que han soportado nuestros profesionales sanitarios.

Cuando esto acabe, temo que a los responsables políticos se les olvide que nuestro sistema sanitario no ha colapsado del todo por la actuación heroica de nuestros profesionales sanitarios.

Los profesionales sanitarios no pueden seguir infraequipados, infrapagados e infrarespetados.

El sistema no puede resistir un nuevo envite en estas condiciones. No puede haber un buen Sistema de Salud sin un trato adecuado a sus profesionales.
 
Pensémoslo y actuemos, esto no se puede volver a repetir. Ni ellos ni España se lo merecen.

coronavirus Off Carmen Peña, farmacéutica. Off