Responsabilidad al cercenar el derecho a abortar de una mujer

El error de diagnostico no es por si mismo causa de responsabilidad si se prueba que se emplearon los medios adecuados y que se actuó con la debida diligencia

En su profesión existen numerosos protocolos obstétricos vigentes. Si su actuación se ajustó a estos y realizó el seguimiento del embarazo mediante los correspondientes controles ecográficos, disponía de cualificación y experiencia como ecógrafo, empleó el equipo técnico correspondiente, la técnica pertinente y la paciente estaba informada de las limitaciones de la técnica empleada, la conclusión debe ser que ninguna responsabilidad puede establecerse respecto a su actuación.

Teniendo en cuenta lo anterior, no podría concluirse de forma tajante que un examen más exhaustivo hubiese ofrecido la posibilidad a los progenitores de decidir a la vista de las circunstancias. El argumento sería rechazable por oportunista y falto de coherencia debido a que se realizaron todas las pruebas materiales y oportunas a lo largo de su actuación.

Por último, conviene recordar que, en el ámbito de la responsabilidad del profesional médico debe descartarse la responsabilidad objetiva y una aplicación sistemática de la técnica de la inversión de la carga de la prueba, desaparecida de la Ley de Enjuiciamiento Civil, salvo para supuestos tasados. A pesar de haber realizado la exploración de un modo correcto, es posible que se lleve una impresión errónea, lo que puede ocurrir de forma relativamente habitual en su profesión.

The post Responsabilidad al cercenar el derecho a abortar de una mujer appeared first on Diariomedico.com.